Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Euríbor ahonda en sus mínimos históricos y cierra enero en el -0,095%

El Euríbor, índice al que se encuentran referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, ha cerrado el mes de enero en el -0,095%, de forma que ahonda en sus mínimos históricos, lo que permitirá abaratar las hipotecas a las que les toque revisión en unos 87 euros anuales.
En tasa diaria, el Euríbor se situó este martes en el -0,101% y en el -0,095% en tasa mensual, 0,137 puntos menos que en enero del año pasado.
Con estos valores, las hipotecas de 120.000 euros a 20 años con un diferencial de Euríbor +1% a las que les toque revisión tendrán una rebaja de unos 87 euros en su cuota anual o, lo que es lo mismo, 7,32 euros al mes.
El Euríbor se adentró en febrero del año pasado en terreno negativo por primera vez en la historia ante la política ultraexpansiva del Banco Central Europeo (BCE) para apuntalar la recuperación en la zona euro.
CASI UN AÑO EN NEGATIVO
El índice permanece hundido por debajo del 0% --nivel actual de los tipos de interés en Europa-- a punto de cumplir doce meses consecutivos, si bien es cierto que las caídas se están aminorando.
El analista de XTB Carlos Fernández ha explicado a Europa Press que a lo largo de 2017 el BCE continuará con su programa de estímulos, un escenario en el que espera que "el goteo a la baja" continúe en los próximos meses.
"A medida que la inflación repunte, el BCE tendrá argumentos para completar su retirada de estímulos e iniciar subidas en los tipos de interés, que comenzarían a presionar al alza el Euríbor", ha adelantado el experto, quien ha señalado que las bajas cuotas del índice ayudarán a que las hipotecas a tipo variable continúen abaratándose en los próximos meses.
Por otra parte, el experto ha indicado que el exceso de liquidez aportado por los bancos centrales a nivel global "hace que los préstamos interbancarios no sean necesarios, ya que pueden acceder a crédito prácticamente ilimitado si lo solicitan al BCE".
"Este hecho hace que los préstamos entre entidades financieras se reduzcan y se llegue incluso a pagar por prestar dinero, provocando las caídas del Euríbor", ha explicado.
SE IMPONEN LAS HIPOTECAS A TIPO FIJO
La imparable caída del Euríbor ha llevado a los bancos a apostar especialmente desde 2016 por las hipotecas a tipo fijo frente al tipo variable.
Así, la Asociación Hipotecaria Española (AHE) indica que el pasado año el crédito para la adquisición de vivienda con tipo de interés fijo representó una mayor proporción de la nueva contratación, al copar el 53,3%.
De este modo, solo el 46,7% de las nuevas operaciones se formalizaron con un tipo de interés variable. De los préstamos con tipo inicial fijo, el 26% corresponde a tipos de interés con un periodo de variabilidad superior a los diez años.
"Si cierras un buen nivel de tipos fijos para toda la vida de la hipoteca te quitas sobresaltos", indicaba esta semana la directora financiera de Bankinter, Gloria Hernández, quien apuntaba que el 30% de la producción de hipotecas del banco en diciembre se hizo a tipo fijo.
El presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), José María Roldán, entiende que "un paso hacia las hipotecas de tipo fijo, que no están sometidas a variaciones, es algo que se debería considerar para el reequilibrio del mercado hipotecario de cara al futuro". "La competencia en el sector sigue siendo muy importante y es un efecto compensador de cualquier aumento de los diferenciales", señaló.