Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estudiantes de la UPC de Terrassa competirán con un coche eléctrico en Australia

Serán los únicos representantes europeos en el certamen de diseño
Una docena de estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Industriales y Aeronáutica de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) de Terrassa participarán con su monoplaza eléctrico en la Fórmula SAE Australasia, que tendrá lugar del 8 al 12 de diciembre en Melbourne (Australia).
Es una competición reservada a estudiantes que mide el diseño y la competición de los monoplazas, los alumnos de la UPC presentarán el 'ecoRZ 2016', un bólido que va "de 0 a 100 kilómetros por hora en 2,6 segundos", que es sostenible y está hecho con materiales ligeros, ha explicado a Europa Press uno de los integrantes del equipo catalán, Ivan Valencia.
Ha destacado que competirán contra prototipos de China, Japón, Australia y Nueva Zelanda, entre otros países de los continentes asiático y oceánico, y que son "los únicos" procedentes de Europa en el certamen.
En la ciudad australiana habrá dos tipos de prueba: la estática, que evalúa los recursos dentro del vehículo, "las soluciones de ingeniería"; y la otra será la dinámica, en la que se hace una prueba de aceleración al monoplaza y en la que se lucha contra el cronómetro.
El participante de la UPC ha deseado " hacer una buena actuación" en un concurso, del que espera encontrar un gran nivel, y ha recordado que su producto ha sido escogido este año como el más eficiente en el circuito de Hockenheim (Alemania) y Silverstone (Reino Unido).
El grupo de alumnos lleva desde febrero preparando esta competición y hace aproximadamente un mes enviaron su bólido por mar totalmente desmontado, y se deberá reconstruir en Melbourne.
Su participación es posible gracias a varios patrocinadores y a que funcionan como una "pequeña empresa" sin ánimo de lucro, Eco Racing, integrada por una cincuentena de estudiantes, que están repartidos entre cinco departamentos tecnológicos y tres que no lo son --marketing, contabilidad y logística--, con un presupuesto anual de unos 300.000 euros.