Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La agilidad de España en la crisis del Popular contrasta con la "pereza" de Italia, según prensa internacional

La determinación y rapidez con la que las autoridades españolas y europeas han resuelto la crisis del Banco Popular contrasta con la "pereza" demostrada por Italia a la hora de abordar los "mucho mayores" problemas de su sistema bancario, según destacan los diarios 'Financial Times' y 'The Wall Street Journal' tras la intervención del sexto banco español y su posterior venta al Santander sin emplear dinero público.
"Mientras Madrid ha actuado con determinación en los últimos años para abordar los problemas de sus bancos, Roma se ha movido a un ritmo mucho más lento", señala 'Financial Times', después de que Banco Popular se haya convertido en la primera entidad intervenida bajo las normas de resolución de entidades bancarias de la Unión Europea, que se aprobaron tras la crisis financiera de 2008 con el objetivo de evitar los rescates con dinero público y que están vigentes desde enero de 2016.
En este sentido, 'The Wall Street Journal' considera que España "ha mostrado a Europa, especialmente a Italia, cómo tratar con bancos en dificultades", indicando que la "ágil actuación en España" demuestra que este nuevo régimen para afrontar los problemas de la banca puede funcionar "rápida y limpiamente".
De hecho, el diario de referencia en Wall Street considera que lo sucedido en España ofrece una importante lectura para Italia, cuyos problemas bancarios "son mucho mayores", subrayando que, mientras Popular suponía "el último banco verdaderamente en problemas en España" y su 'colapso a cámara lenta' durante este año no afectó al resto de entidades, en Italia la mayor parte de los bancos se ve lastrada por préstamos 'tóxicos' y se han visto castigados en el mercado de manera similar.
En este sentido, en declaraciones a 'Financial Times', Karel Lanno, del 'think tank' CEPS, opina que esta diferencia puede responder a que Italia nunca se ha visto bajo la presión política y del mercado que soportó España en 2012, cuando tuvo que solicitar un rescate para sus bancos, mientras que para el país italiano "las cosas nunca fueron tan lejos".
De este modo, Nicolas Veron, miembro del 'think tank' Bruegel, considera que las semejanzas entre España e Italia "hacen muy incómoda la comparación para Italia", advirtiendo de que la situación actual en el país transalpino "tiene muchos paralelismos con la situación en España a finales de 2011 y principios de 2012", aunque una diferencia importante es que Italia no tiene que tomar decisiones en mitad de una crisis de deuda soberana en Europa, lo que le deja un mayor margen de actuación.