Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Endesa apuesta por la descarbonización de su 'mix' para 2050 y el crecimiento en renovables

Destina el 44% de sus inversiones a crecimiento
Endesa ha apostado por la descarbonización de su 'mix' energético para 2050, en consonancia así con los objetivos marcados en la pasada Cumbre del Clima de París (COP21), y el crecimiento, especialmente a través de las renovables tras la reciente toma de control del 100% de Enel Green Power España.
En la presentación del plan estratégico del grupo para el periodo 2017-2019, Endesa señala que para alcanzar el objetivo de la descarbonización en el horizonte de 2050 el modelo energético español debería ser totalmente eléctrico, con una generación 100% renovable.
Además, defiende que es necesario mantener en funcionamiento las centrales nucleares eficientes más allá de 2030, ya que su cierre haría imposible alcanzarlos objetivos de emisiones de CO2 y es esencial para mantener unos precios más bajos y la seguridad de suministro, así como la permanencia de parte de las de carbón en el medio plazo. De hecho, destina 300 millones a carbón internacional en su plan y nada al nacional.
Respecto a sus nucleares, Endesa considera que pretende aumentar aún más su seguridad y eficiencia y para ello destinará una inversión de 500 millones durante el periodo 2016-2019.
La energética destaca que, según algunas estimaciones, la economía española deberá acometer de 2016 a 2050 inversiones por entre 330.000 millones y 385.000 millones, lo que implica una partida anual de entre 9.400 y 11.000 millones de euros.
En lo que se refiere a las renovables, el grupo apuesta por el crecimiento orgánico. Así, de los 1,7 gigavatios (GW) consolidados con la adquisición del 60% de Enel Green Power, prevé incorporar unos 300 MW en los próximos tres años y, a más largo plazo, continuar dedicando 'capex' a este negocio para su crecimiento orgánico, así como estar atento a cualquier oportunidad de crecimiento inórganico en España.
La nueva 'hoja de ruta' de la energética prevé un incremento de sus inversiones desde este año hasta 2019 de más de 1.000 millones de euros, casi un 30% más, hasta los 4.700 millones euros.
Este crecimiento en las inversiones se debe principalmente a la incorporación de 500 millones de euros destinado a las renovables,un incremento de 200 millones de euros a distribución, hasta 1.800 millones de euros, y 300 millones de euros más a las extrapeninsulares, hasta 600 millones.
En concreto, el 44% del total de la nueva cifra de 'capex' se dedicará al crecimiento, frente al 33% del plan anterior. Por líneas de negocio, el 38%, unos 1.800 millones de euros, se destinará a distribución.
500 MILLONES EN RENOVABLES.
De esta manera, Enel Green Power España pasa a ser una de las grandes novedades del plan y una de las principales plataformas de crecimiento con un importe total de 500 millones, de los cuales el 94% se destinará a crecimiento.
Asimismo, la energética identifica el mercado de las renovables como una de las principales palancas para encontrar oportunidades de crecimiento inorgánico en el mercado Ibérico, con un potencial de 6.500 megavatios (MW).
Además, no descarta las oportunidades que puedan surgir a través de pequeñas distribuidoras, negocio en el que este año ya adquirió Eléctrica del Ebro, así como nuevas licitaciones de áreas de concesiones de distribución en Portugal o la adquisición de carteras de clientes y electricidad en España, Francia y el país luso.
Junto a esta descarbonización de su 'mix', Endesa marca como pilares de estrategia el fortalecimiento de su posición de liderazgo en distribución, preparando la red para el crecimiento con un nuevo desarrollo de redes inteligentes, así como focalizarse en sus clientes como fuente de crecimiento y nuevas oportunidades y seguir avanzando en la eficiencia en todos sus negocios.
Para ello, apuesta por impulsar la digitalización como palanca. En este sentido, Endesa prevé un total de 3,7 millones de clientes digitales en 2019, desde los 1,6 millones en 2016, así como que la cifra de ventas digitales suponga el 15%, frente al 8% en este ejercicio. Asimismo, estima situar el número de clientes con factura electrónica en los 3,6 millones al final de 2019, frente a los 1,9 millones de 2016.