Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Empleo afirma que reformulará en septiembre con los agentes sociales los planes de activación de empleo

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social recuerda que está previsto reformular, adaptar y modernizar junto a los agentes sociales (patronal y sindicatos) todos los planes de Activación para el Empleo en las mesas de diálogo social a partir del mes de septiembre, según señalaron a Europa Press en fuentes del departamento de Fátima Báñez.
Así lo han señalado desde Empleo después de que el Pleno del Tribunal Constitucional haya estimado parcialmente el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno Vasco contra el Real Decreto-ley 1/2013, de 25 de enero, por el que se prorroga el programa de recualificación profesional de las personas que agoten su protección por desempleo y se adoptan otras medidas urgentes para el empleo y la protección social de las personas desempleadas. De esta forma, declara que la gestión de las ayudas a desempleados que han agotado el paro corresponde a las comunidades autónomas.
Desde Empleo recuerdan que el Plan Prepara es un programa diseñado por el anterior Gobierno que se ha venido prorrogando hasta ahora y que el pasado 3 de julio, cuando el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recibió al nuevo secretario general de CCOO, Unai Sordo, ya se anunció la intención de "reformular, adaptar y modernizar" todos los planes de activación de Empleo, como el PAE, el PREPARA o la Renta Activa de Inserción (RAI), en las mesas de diálogo social a partir de septiembre.
Dentro del diálogo social, el trabajo para reformular los planes de activación de empleo se llevará a cabo de forma conjunta entre el Ministerio de Empleo, patronal y sindicatos.
El Alto Tribunal considera justificado, por la urgencia de las medidas aprobadas, el uso del Decreto-ley, cuestionado por el Ejecutivo vasco. Por otro lado, declara la "inconstitucionalidad y nulidad" del artículo 1 y de la disposición adicional segunda porque, al centralizar en el Servicio Público de Empleo Estatal la gestión de la ayuda económica a desempleados que han agotado el paro, contravienen el orden constitucional de distribución de competencias en materia de empleo.