Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La banca española cumplirá "con holgura" las exigencias del Eurogrupo

Las necesidades de Santander y BBVA suponen el 84,3% del déficit de los cinco grandes bancos españoles

Las necesidades adicionales de capital identificadas por la Autoridad Bancaria Europea (EBA) para Santander y BBVA alcanzan los 22.057 millones de euros, lo que supone el 84,3% del total de 26.161 millones de déficit de los cinco grandes bancos españoles, según los nuevos criterios establecidos por el supervisor. Solo el BBVA necesita 7.087 millones de euros. La entidad que preside Francisco González ya ha dicho que dispone de capital para cubrir dicha cantidad. González ha asegurado que la entidad cumplirá "con holgura". Por su parte, el Santander tiene el objetivo de alcanzar el 10% de 'core capital' en junio de 2012, un punto por encima de lo impuesto por Europa.
En concreto, el banco cántabro precisa un total de 14.970 millones de euros, el 57,2% del total, mientras que la entidad presidida por Francisco González requiere 7.087 millones, el 27% de la cifra global.
BBVA precisó que, de esta cifra, un total de 1.912 millones de euros "corresponden a riesgo soberano". Asimismo, la entidad subrayó que "esta es una cifra preliminar e indicativa que está sujeta a cambios sobre la base de datos finales de septiembre y será revisada por los bancos y las autoridades supervisoras". De este modo, BBVA explicó qie esta cifra una vez revisada, servirá de base para los planes necesarios para aumentar los niveles de capitalización hasta junio de 2012.
"Una vez se conozca y analice la metodología del cálculo efectuado y se determine, en consecuencia, la cuantía de core capital que sea definitivamente necesaria se adoptarán las acciones a aplicar para cumplir con estos requerimientos", añadió la entidad.
De acuerdo con la información disponible en este momento, BBVA afirmó que "está en situación de cumplir con estos nuevos requisitos" a través de la generación orgánica de capital, la gestión de sus riesgos de balance, la gestión activa de su cartera de negocios y, en su caso, otras alternativas de generación de core capital, por lo que "descarta en cualquier caso la percepción de ayudas públicas".
Para alejar aún más las dudas, Francisco González, ha asegurado que la entidad cumplirá "con holgura" los nuevos requisitos de capital y ha recordado que en los test de estrés de julio pasado, BBVA fue líder de solvencia en Europa gracias a su recurrencia en resultados, a su diversificación geográfica, a su política de riesgos y a su clara visión en tecnología e innovación.
El Santander, que hoy ha presentado resultados, con un 13% menos de beneficios hasta septiembre, tiene el objetivo de alcanzar el 10% de 'core capital' en junio de 2012, teniendo en cuenta los nuevos criterios de la Autoridad Bancaria Europea (EBA)
El banco cántabro aseguró que alcanzará este objetivo, un punto más del requerido por las autoridades europeas, sin necesidad de llevar a cabo ninguna ampliación y manteniendo su política de retribución al accionista, que supone la distribución de 0,60 euros por acción en 2011. A cierre del tercer trimestre de 2011, el 'core capital' era del 9,42% con la normativa vigente.
Las tres entidades restantes
Por detrás de Santander y BBVA se sitúa Banco Popular, con 2.362 millones, lo que representa el 9,02% del total, seguido de Bankia, con un déficit de 1.140 millones, el 4,3%, mientras que las necesidades de La Caixa ascienden a 602 millones, el 2,3% del total.
La cifra de 26.161 millones calculada por la EBA para los cinco grandes bancos españoles, incluye 6.200 millones de euros por la depreciación de la cartera de deuda soberana de la banca (menos de un 3% en el caso de los bonos españoles, según Moncloa) valorada a precios de mercado a fecha del 30 de septiembre de 2011.
Por su parte, el Gobierno español reduce estas necesidades hasta los 17.000 millones de euros una vez que se admitan como capital de calidad los bonos convertibles. Las entidades españolas "cuentan con unas obligaciones obligatoriamente convertibles por un importe de alrededor de 9.000 millones, que podrán utilizar para cumplir con sus nuevas obligaciones", ha dicho Moncloa en un comunicado.
Las necesidades de la banca española suponen alrededor de la cuarta parte del total de 106.400 millones que costará la recapitalización de las entidades sistémicas europeas. España es el segundo país con mayores necesidades de recapitalización, sólo por detrás de Grecia (30.000 millones).