Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salgado admite que la cifra del paro no es positiva aunque prevé una recuperación

"Las cifras son algo peores que el año pasado, pero seguimos con los mismos planes"

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha admitido este martes que la cifra de paro registrado de septiembre no es positiva, pero ha insistido en que todavía espera "alguna recuperación" en el empleo a final de año.
El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo se situó al finalizar septiembre en 4.226.744 personas, tras subir en el mes en 95.817 desempleados (2,3%), informó este martes el Ministerio de Trabajo e Inmigración. Se trata del mayor repunte experimentado por el paro en un mes de septiembre desde 1996.
"Las cifras de septiembre llevan ya varios años que no son cifras positivas", ha dicho Elena Salgado en declaraciones a la entrada de la reunión de ministros de Economía de la UE.
"Es verdad que este año han sido unas cifras algo peores que el año pasado, pero en todo caso nosotros seguimos con los mismos planes. Esperamos que todavía a final de año podamos ver alguna recuperación con respecto al año pasado", ha señalado la vicepresidenta económica al ser preguntada por si el dato de septiembre significa que se retrasa la recuperación del empleo.
No prevé más ajustes
Por toro lado, la vicepresidenta económica ha reiterado que España no aprobará más ajustes porque está cumpliendo sus compromisos en materia de reducción del déficit y ha pedido a los países de la UE en mejor situación planes de estímulo para reactivar el crecimiento, aunque ha eludido referirse directamente a Alemania.
"Estamos respetando nuestros compromisos, así que no se necesitan medidas adicionales", ha sostenido al ser preguntada por si el Gobierno sopesa nuevos ajustes para garantizar que cumplirá el objetivo de reducir el déficit público al 6% del PIB este año.
Pese a considerar que España no tiene margen de maniobra para adoptar medidas de estímulo y debe dar prioridad a la consolidación fiscal, la vicepresidenta económica sí ha pedido a los países que no se encuentran en situación de déficit excesivo o que "tienen superávit por cuenta corriente" que "tiren de la demanda global".