Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Economía dice que los partidos están "convencidos" de que el acuerdo sobre los PGE es una "obligación de todos

El Gobierno prevé que la economía española crezca un 3,2% este año
La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido, ha afirmado este martes que los partidos políticos están "convencidos" de que alcanzar un acuerdo para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017 es una "obligación de todos".
Así lo ha señalado Garrido en su primera rueda de prensa como secretaria de Estado para analizar los datos del Índice de Precios de Consumo (IPC) del mes de octubre, al ser preguntada sobre el clima de los primeros contactos iniciados entre los grupos parlamentarios respecto a las cuentas de 2017.
Garrido ha señalado que todas las partes se están "amoldando" al escenario de "multitud de partidos" en el hemiciclo, lo que hace necesario "llegar a acuerdos para poder cumplir la agenda española y europea". Esto implica como primer paso la fijación del techo de gasto, ha recordado Garrido, quien ha apuntado que las negociaciones se encuentran en la fase de contactos con los partidos, que "están convencidos de que es una obligación de todos", especialmente de cara a conseguir ese objetivo de cumplimiento para "no perder la credibilidad del Estado español".
CRECIMIENTO "ROBUSTO" DEL 3,2% ESTE AÑO.
Preguntada sobre el crecimiento previsto en el nuevo cuadro macroeconómico del Gobierno, Garrido ha indicado que con base a dicho escenario se espera que la economía española cierre el año con un crecimiento de entorno al 3,2%.
"La economía española vive una fase de crecimiento robusto compatible con una fase de inflación reducida", ha afirmado Garrido, quien ha apuntado que "no erosiona el poder adquisitivo de familias, facilita la toma de decisiones de consumidores y empresas y mantiene la fase de crecimiento robusto".