Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ecofin pedirá a España que acelere la reforma tributaria y mejore el gasto público

Los ministros de Economía de la UE pedirán a España que acelere la reforma tributaria y la evaluación de las principales partidas de gasto público con el fin de mejorar su eficiencia y que complete y aplique cuanto antes el resto de reformas pendientes.

La solicitud del Ecofin se suma a las demandas que hizo el Eurogrupo a España el pasado 22 de noviembre sobre los presupuestos de 2014. Los ministros reclamaron entonces a España reformas que generen un ahorro permanente de 2.500 millones de euros anuales desde el año que viene, así como una "segunda ronda" de la reforma laboral.
El plan de reformas emprendido por el Gobierno de Mariano Rajoy en respuesta a las recomendaciones de la UE "incluye un conjunto de reformas estructurales y fiscales en términos generales adecuado, que respaldará una corrección eficaz y duradera del déficit excesivo", según el dictamen que aprobará el Ecofin.
En particular, los Veintiocho elogian las reformas de las pensiones, que considera "significativas". "La regulación propuestas del factor de sostenibilidad y la nueva fórmula de indexación de las pensiones -junto con la reforma de la jubilación anticipada adoptada en marzo de 2013, son pasos importantes para mejorar la sostenibilidad de las finanzas públicas y contener el creciente gasto en pensiones", apunta el dictamen, que también celebra la ley de desindexación.
No obstante, el Ecofin lamenta que algunas de las recomendaciones de la UE "hasta ahora sólo están parcialmente respaldadas por medidas concretas". "Es el caso, por ejemplo de la revisión sistemática de las grandes partidas de gasto para mejorar la eficacia del gasto público", avisa la evaluación de los ministros. Por lo que se refiere a la reforma del sistema tributario, el Gobierno español se limita a remitirse a las conclusiones del grupo de expertos que se presentarán en febrero de 2014.
El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha dicho que la reforma tributaria en España debe favorecer el crecimiento y el empleo, pero ha eludido manifestarse sobre si la rebaja del IRPF que prevé el Gobierno para 2015 es compatible con la reducción del déficit que exige la UE.
"En muchos casos, las reformas todavía están pendientes de ser adoptadas o plenamente aplicadas, y su rápida y plena aplicación son claves para el éxito" del plan del Gobierno español. "La Comisión y el Consejo vigilarán la ejecución de las reformas", subraya el Ecofin.
Por lo que se refiere a la reforma laboral, los Veintiocho echan en falta "medidas para reforzarla todavía más". "Dicho esto, la reforma parece haber fomentado la flexibilidad interna de las empresas y la moderación salarial, limitando así la pérdida de empleo". "No obstante, no hay planes concretos para modernizar los servicios públicos de empleo, más allá de la cooperación con agencias privadas", señala el dictamen.
El Ecofin reclama además un refuerzo de la ley de estabilidad presupuestaria, con medidas como la publicación en plazo de los informes de evaluación trimestrales de los planes económicos y financieros de las comunidades autónomas y la aclaración de en qué momento se activarán sanciones contra las que incumplan el déficit.
En cuanto a la mejora de la calidad del gasto público, los Veintiocho piden una "aplicación y vigilancia estrictas" de las medidas previstas en la reforma de la administración pública impulsada por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría para que generen los ahorros previstos, y ven necesario que sea asumida también por las comunidades autónomas si se quiere que dé resultados.
Por lo que se refiere a la nueva autoridad fiscal independiente, cuya creación fue exigida por la UE, el Ecofin denuncia que "algunas disposiciones institucionales para garantizar su independencia funcional y operativa podrían haberse hecho más fuertes".