Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ecofin aprueba convertir al BCE en supervisor único

España impulsa el debate sobre el papel del BCE en la reunión de DublínEFE

Los ministros de Economía de los 27 han vencido este viernes la última traba de Alemania y han cerrado un acuerdo final para convertir al Banco Central Europeo (BCE) en supervisor único de la banca de la eurozona.

Se trata del primer paso para crear una unión bancaria, cuyo objetivo es romper el círculo vicioso entre deuda bancaria y deuda soberana, y permitir la recapitalización directa a cargo del fondo de rescate (MEDE) de las entidades con problemas.
El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha pedido a los ministros que aceleren sus trabajos y cumplan su compromiso de acordar el marco operativo para la recapitalización directa de aquí a junio.
La presidencia irlandesa y la Eurocámara ya alcanzaron un principio de acuerdo sobre el supervisor único el pasado 19 de marzo. Sin embargo, Berlín había suscitado en los últimos días nuevas objeciones que podrían haber retrasado de nuevo su puesta en marcha, y por tanto la recapitalización directa.
Finalmente, Alemania ha levantado sus reservas a cambio del compromiso del resto de Estados miembros de aprovechar una futura reforma de los Tratados para establecer una separación más tajante entre política monetaria y supervisión en el BCE.
El acuerdo será ratificado el próximo jueves por los embajadores de los 27 y todavía debe ser votado por el pleno de la Eurocámara.
Los ministros han discutido además el resto de piezas de la unión bancaria, en particular la directiva de resolución, que establece que son los accionistas y acreedores de las entidades los que deben pagar en caso de quiebra y no los contribuyentes.
El Ecofin ha ratificado el orden en el que deberán intervenir los diferentes actores en caso de liquidación: en primer lugar accionistas, seguidos de preferentistas, bonistas y depositantes con más de 100.000 euros si es necesario. Sólo después intervendrán los fondos públicos, según ha dicho el comisario de Servicios Financieros, Michel Barnier.
Bruselas presentará además en junio una propuesta para crear una autoridad europea de liquidación independiente y un fondo europeo de resolución prefinanciado por las entidades.
Tanto el Ejecutivo comunitario como el Banco Central Europeo han pedido este viernes al Eurogrupo que acelere los trabajos de la unión bancaria con el objetivo de revertir la fragmentación de los mercados de crédito en la eurozona.