Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC reclama potenciar los contadores inteligentes pero evitando sobrecostes al consumidor

Esquerra Republicana (ERC) quiere que el Gobierno potencie el uso de los contadores inteligentes sobre consumo eléctrico con una mayor información y protección al consumidor ante "sobrecostes injustificados" que, advierten, vienen sufriendo buena parte de los ciudadanos que apuestan por estos aparatos.
Para ello, los independentistas han registrado en el Congreso una proposición no de ley en la que reclaman la creación de un 'operador neutro de datos' que no tenga interés económico en su relación con el consumidor y garantice un buen uso de información por parte de los operadores del mercado eléctrico.
Según el portavoz de ERC en la Comisión de Energía, Joan Capdevila, el objetivo de esta iniciativa es "facilitar al consumidor toda la información que los contadores inteligentes pueden poner a su disposición, cosa que actualmente no ocurre".
En su proposición, lamenta que la instalación de contadores inteligentes que están realizando ya las compañías distribuidoras no repercuta en información al ciudadano en aspectos como el consumo en tiempo real, las señales de precio para adaptar el consumo en horas más accesibles o la utilización de estos datos para abordar la pobreza energética.
EL CONSUMIDOR ASUME EL COSTE DE LA INSTALACIÓN
La formación catalana también lamenta que en este proceso el consumidor asuma el coste íntegro de la operación a través de una carga directa en el recibo de la luz y de los peajes de acceso. "No puede renunciar a él ni elegir entre distintas opciones técnicas y no recibe la información adecuada ni antes, ni durante, ni después de la sustitución del equipo, como puede ser las ventajas e inconvenientes entre la compra o el alquiler del equipo", apunta el diputado republicano.
Según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), que recoge ERC, hasta el primer semestre de 2016 se habían instalado en España 17,54 millones de contadores inteligentes de electricidad.
Esto representa, apuntan, el 62% del total de 28,12 millones de contadores de electricidad existentes. Según recuerdan, el 31 de diciembre de 2018 deben haberse sustituido todos los contadores analógicos para potencias contratadas hasta los 15 kilovatios (kW).
La iniciativa de Esquerra también incide en la seguridad y protección de datos personales en la sustitución y puesta en marcha de los nuevos equipos, la interoperabilidad entre contadores inteligentes o la inocuidad de sus efectos sobre la salud de las personas.