Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La EBA proclama la necesidad de crear un marco regulatorio armonizado para las firmas de inversión

La Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha proclamado este viernes la necesidad de crear un marco regulatorio especialmente adaptado a las necesidades de los diferentes modelos de negocio y riesgos inherentes de las firmas de inversión que esté adaptado a los riesgos que estas empresas presentan sobre sus clientes y sobre la integridad del mercado.
Para ello, ha lanzado una consulta con vencimiento el próximo día 2 de febrero en respuesta a la petición de la Comisión Europea (CE) de asesoramiento técnico en el diseño de un nuevo régimen prudencial para las firmas de inversión.
"El objetivo de este trabajo es desarrollar un conjunto único y armonizado de requerimientos que sean razonablemente simples, proporcionados y más relevantes a la naturaleza de los negocios de inversión", indica la EBA en un comunicado.
El supervisor bancario europeo, para cuyo nuevo establecimiento tras el Brexit está pujando la ciudad de Madrid, propone que las firmas de inversión que presentan un mayor riesgo para clientes y mercados tengan unos requerimientos de capital superiores a los de aquellas cuyo negocio supone un riesgo menor.
La EBA también recomienda incrementar el los requerimientos capital de aquellas empresas cuyo riesgo propio sea superior al de otras empresas equivalentes, a pesar de que presenten un riesgo similar para los mercados y los clientes.
La consulta se dirige a todas aquellas firmas de inversión que no son sistémicas ni funcionan como un banco y supone la tercera iniciativa llevada a cabo por la EBA desde que la CE le solicitó el pasado 13 de junio asesoramiento técnico para establecer el marco regulatorio.
"En concreto, la EBA recomienda un marco regulatorio centrado en los riesgos que las firmas de inversión plantean sobre los clientes y sobre la integridad y liquidez del mercado", apostilla la institución.