Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La EBA insta a establecer un 'banco malo' a nivel europeo para estimular el crecimiento

El Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha instado este lunes a las autoridades comunitarias a establecer un fondo de inversión alternativo que asuma los créditos morosos del sector financiero europeo con el objetivo de estimular el crecimiento económico de la región.
En un discurso pronunciado en Luxemburgo, el presidente de la EBA, Andrea Enria, ha subrayado que afrontar el elevado nivel de créditos morosos en la Unión Europea (UE)--aproximadamente de 1 billón de euros-- es un asunto "urgente y factible", según recoge Reuters.
En este sentido, Enria señaló que los bancos comunitarios podrían vender parte de sus prestamos improductivos a una compañía de "gestión de activos" comunitaria.
Enria propone dotar a los préstamos improductivos de un "valor económico real" consensuado y que el fondo de inversión que los compre actúe como un 'banco malo', puesto que tendría la obligación de deshacerse de ellos en un plazo de tres años a un valor económico real, no al precio del mercado.
"Si no se logra ese valor, el banco debe soportar el impacto a precio del mercado y se ejerce una recapitalización pública con todas las condiciones que acompañan este proceso", afirmó el presidente de la EBA.
En este sentido, el director gerente del Mecansimo Europeo de Estabilidad (MEDE), Klaus Regling, dio la bienvenida a la iniciativa de la EBA y matizó que esta propuesta no prevé compartir los riesgos bancarios entre los Estados miembros, una opción a la que Alemania se ha opuesto firmemente durante los últimos años.
"Es probable que se necesite algún papel para el sector público", señaló Regling en el acto, donde añadió que el 'banco malo' debería tener por objetivo la adquisición de hasta 250.000 millones de euros de créditos improductivos.