Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Draghi no ve razones para desviarse y apuesta por mantener el alcance y duración de las medidas del BCE

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, considera que en la actual situación no existe ninguna razón para cambiar el rumbo de la política monetaria de la entidad y ha apostado por mantener la "amplitud" y "duración" de las medidas aplicadas.
"Nuestra actual valoración de los efectos colaterales sugiere que no hay razón para desviarse de las indicaciones que hemos proporcionado de forma consistente en el discurso introductorio de las conferencias de prensa", ha afirmado Draghi durante su participación en la 'Conferencia de Estabilidad Financiera' organizada en Madrid por el Banco de España.
El banquero italiano ha expresado así la necesidad de mantener la amplitud de las medidas de política monetaria, así como la duración de su vigencia con el objetivo de alcanzar el objetivo de estabilidad de precios de la entidad.
En este sentido, Draghi ha apuntado que los ajustes adoptados han sido posibles porque el sistema financiero es más resiliente, ya que en la actualidad el marco macroprudencial es adecuado para los potenciales efectos colaterales negativos de las medidas, lo que unido a la mayor fortaleza de los bancos, ha permitido un periodo más largo de tipos de interés bajos sin acumular riesgos para la estabilidad financiera.
"La amplitud de nuestras medidas de política monetaria y la duración de su vigencia son necesarias para nuestro objetivo de estabilidad de precios", ha indicado Draghi.
Asimismo, el presidente del BCE ha subrayado que "el entorno macroeconómico está mejorando", reiterando que las medidas de política monetaria puestas en marcha en los últimos años han demostrado ser eficaces a la hora de apoyar una recuperación que contribuye a mayor resiliencia del sector financiero.