Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Draghi responde al FMI y defiende las medidas tomadas por el BCE en un entorno de "aguas desconocidas"

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, defendió este miércoles que el instituto emisor europeo diseñó medidas "efectivas" en un entorno de "aguas desconocidas" para hacer frente a una serie de 'shocks' sin precedentes, por lo que así responde al Fondo Monetario Internacional (FMI), que alertó el pasado martes de que la pérdida de efectividad de las políticas monetarias.
"En muchos casos operamos estábamos operando en un entorno de aguas desconocidas, pero lo importante es que, en cualquier caso, fuimos capaces de diseñar políticas monetarias efectivas para hacer frente a una serie de 'shocks' sin precedentes", resaltó Draghi durante el discurso inaugural de la primera conferencia anual de investigación del BCE.
De este modo, el banquero italiano indicó que para alcanzar sus objetivos de inflación, durante la crisis tuvieron que tomar una serie de nuevas medidas sin precedentes en la historia monetaria reciente.
"En ocasiones, hemos tenido que actuar más rápido que de lo que la academia ha sido capaz de seguir", señaló Draghi, que añadió que las investigaciones internas del personas BCE durante este periodo han sido "cruciales" para diseñar, evaluar y recalibrar la política monetaria.
No obstante, en un capítulo de su informe de otoño, el FMI señala que las medidas llevadas a cabo por los bancos centrales para estabilizar los precios está perdiendo efectividad, al sugerir que la habilidad de la política monetaria para combatir la persistente "desinflación" está disminuyendo.
Así, el fondo, que reconoce el pronunciado descenso en el precio del petróleo y las materias primas, indica que la inflación subyacente --aquella que excluye el precio de los alimentos y la energía-- se ha situado por debajo de los objetivos de los bancos centrales durante varios años.
El presidente del BCE intercambiará este martes su visión sobre la situación actual de la economía en la zona euro con la comisión de finanzas del Bundestag alemán.