Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Decenas de jubilados se concentran ante el Congreso contra el veto del PP a revalorizar pensiones con el IPC

Decenas de jubilados y pensionistas convocados por la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT (UJP-UGT) se han concentrado este martes frente al Congreso de los Diputados contra el veto del Gobierno a la revalorización de las pensiones con arreglo a la previsión de IPC a final de año.
Los pensionistas y jubilados concentrados han mostrado su rechazo al veto del Gobierno a la proposición de ley de actualización de las pensiones conforme al IPC que abordará este mismo martes la Mesa del Congreso.
En declaraciones a los periodistas, la secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, ha denunciado que la revalorización del 0,25% garantizada por el Gobierno es "insuficiente", porque supone una pérdida de poder adquisitivo de entre "un 1,2% y un 1,4%" para los pensionistas.
Barrera ha advertido de que ante este "recorte evidente" desde UGT continuarán con las movilizaciones y junto a los grupos parlamentarios que han promovido la iniciativa de revalorizar las pensiones de nuevo conforme al IPC han orientado ya otras acciones.
Entre estas, la presentación de una proposición no de ley en la Cámara Baja para debatir sobre el poder adquisitivo y la sostenibilidad de las pensiones.
Ante la convocatoria de movilizaciones realizada por los sindicatos para esta semana, Barrera ha dicho esperar que la gente se dé cuenta de que el Gobierno está dando "muestras más que sobradas de que no está por la negociación", tras no haber contado con los sindicatos ni con el Pacto de Toledo y los grupos políticos para decidir el destope de las bases de cotización.
Asimismo, el secretario general de UJP-UGT, Antolio Díez, ha dicho ver "absolutamente imprescindible" que los partidos presionen al Gobierno para la retirada del veto, ya que con un alza de las pensiones del 0,25% y unas previsiones de inflación de entre el 1,2% y el 1,6%, los pensiones serán "cada día más pobres" y retrocederán en el Estado de bienestar.
"No podemos seguir perdiendo poder adquisitivo y seguir instaurados en la pobreza", ha enfatizado Díez, quien ha dicho confiar en que se retire "en algún momento" el veto, porque el Gobierno "tendrá que empezar a hacer caso a la gente si siete de cada diez ciudadanos ven necesario un cambio".
De su lado, el secretario general de UGT-Madrid, Luis Miguel López, ha manifestado que "no es de recibo" dicho veto, ya que de los 9 millones de pensionistas que hay en España en la actualidad, casi la mitad cobra menos del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y el 75% menos de 1.000 euros.