Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatrecasas apuesta por regular la desconexión telemática de los trabajadores en su tiempo de ocio

El socio y presidente del Instituto Cuatrecasas y catedrático de Derecho del trabajo de la Facultad de Derecho de Esade, Salvador del Rey, y el director del Instituto Cuatrecasas de Estrategia Legal en Recursos Humanos, Guillermo Tena, han defendido la necesidad de que las empresas regulen la "conexión y desconexión" del uso que hacen los trabajadores de los medios telemáticos de sus empresas durante su tiempo de ocio.
Así se desprende del V Anuario elaborado por Adecco y el Instituto Cuatrecasas de Estrategia Legal de Recursos Humanos, en colaboración con empresas como Altadis, Acciona, BBVA, Bankia, Campofrio, OHL, Inditex o Telefónica, dedicado en esta ocasión a identificar el impacto de las tecnologías disruptivas en el mercado laboral.
Para Del Rey, es importante que se tenga en cuenta cuál es el ámbito de libertad de expresión del trabajador en las redes sociales corporativas y privadas y hasta dónde puede llegar la obligación del trabajador de estar conectado cuando no está en el lugar de trabajo o cuando está fuera de su jornada laboral disfrutando de tiempo privado.
"Las empresas deben adoptar medidas para contemplar el posible derecho u obligación a conexión y desconexión", ha añadido el catedrático y socio de Cuatrecasas, tras insistir en que "se debe plantear porque lo que se trabaje en una red social corporativa también es tiempo de trabajo".
No estar en el lugar de trabajo no quiere decir que se deba acabar con el derecho de desconexión, ha afirmado Del Rey refiriéndose a los teletrabajadores. "Las empresas no pueden eludir más el contemplar la política de conexión del empleado", según Del Rey.
"El gran desafío que establece una continua hiperconectividad del trabajador respecto a la empresa es que es necesario el derecho a la desconexión. Esto es un enorme desafío al que nos debemos enfrentar, porque el ordenamiento jurídico no lo recoge", ha agregado.
Además, ha afirmado que tras las declaraciones del Gobierno, que se posicionaba a favor de la desconexión al igual que en Francia, ha afirmado que algunas empresas ya se lo están planteando. No obstante, ha apuntado que las empresas están esperando a ver qué plantea el Ejecutivo.
Por ello, ha defendido que la negociación colectiva entre empresas y trabajadores contemple la regulación de la compañía en relación con el uso de las redes sociales corporativas y privadas.
En el momento actual en el que el trabajador está hiperconectado e hiperinformado, "la elaboración de códigos tiene una enrome trascendencia", según Del Rey, que también ha afirmado que "es un auténtico desafío" dejar claro cuál es el lugar de las redes sociales corporativas y privadas como instrumento de trabajo y el tiempo que se puede destinar a ellas.
LAS REDES SOCIALES PLANTEAN UN NUEVO MODELO DE GESTIÓN
El informe pone de manifiesto cuáles son los grandes retos que, en el marco de la gestión de personas, empresas como ABB, Acciona, Altadis, BBVA, Bankia, Camprofrio, Grupo Eulen, OHL, Iberia, Inditex, Nestlé, Seat, Telefónica, UNIR y Vodafone están realizando para afrontar la continua transformación digital. El proyecto también cuenta con la colaboración de Endesa, Sacyr, Adecco, Ormazabal y Tecnalia.
Del Rey cree que la utilización de las redes sociales como herramienta estratégica en la gestión de recursos humanos plantea un "nuevo modelo de gestión", ya que la generalización del uso de las redes sociales está "suponiendo la aparición de nuevas áreas de conocimiento, así como la exigencia del desarrollo de habilidades digitales esenciales a los actuales trabajadores".
Por otro lado, Cuatrecasas ha dejado claro que todas las empresas deberían disponer de una política interna sobre el uso de medios telemáticos y redes sociales en la empresa que sea "clara y accesible" a todos los trabajadores y unas instrucciones y reglas establecidas por la empresa que sean implementadas de forma "regular y coherente".
También apuesta por una regulación constante de los códigos telemáticos para hacerlos plenamente efectivos y para que se recuerden de manera habitual. Además, cree que es relevante que las compañías dejen clara si su postura sobre el uso de los medios telemáticos debe ser que no pueden ser utilizados para fines personales o que, por el contrario, se permite el uso razonable para fines privados.