Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro anuncia como nueva una medida que él mismo aprobó en 2002

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, ha abierto el debate a la creación de un nuevo impuesto negativo para las mujeres que después de ser madres vuelven a trabajar. Una bonificación fiscal sobre el impuesto de la renta que ya se utilizó en la legislatura de José María Aznar. Minutos después, su jefa de comunicación le pasa un apunte: esta medida ya fue introducida por él mismo en 2002. Montoro ha rectificado asegurando que el anuncio que había hecho no era tal y que "no tiene remedio".

Ha sido una rectificación en toda regla. Cristóbal Montoro hablaba ante empresarios que esperaban anuncios sobre la próxima reforma fiscal y el ministro de Hacienda se los ha ofrecido, pero con algunos años de retraso. Ha sido la jefa de comunicación de Montoro la que se ha percatado y la que ha puesto sobreaviso al ministro.
Por eso nada más informar de que bonificará con un impuesto negativo en el IRPF a las madres que vuelvan a trabajar, el titular de Hacienda ha dado marcha atrás y entonado el 'mea culpa'. 
"Lo siento, no he triunfado otra vez. No tengo remedio, pero qué le voy a hacer", se ha lamentado sonriente. "De todas formas no estamos para hacer anuncios, sino para hacer política", ha dicho entre risas a los asistentes a unas jornadas fiscales organizadas por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y PwC.
Pero más allá de la anécdota. Montoro sí ha avanzado cambios sustanciales en el Impuesto de Sociedades. Como hiciera este lunes por la mañana el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, Montoro ha asegurado que su voluntad es la de bajar el tipo nominal del Impuesto de Sociedades para que se acerque a niveles "más realistas y acordes" y para mejorar la capacidad de competir del país.
Actualmente, el tipo nominal del Impuesto de Sociedades se sitúa en el 30% para las grandes empresas y en el 25% para las pymes. En el informe de los expertos, el equipo presidio por Manuel Lagares proponía unificar ambos tipos en un 25% en una primera fase para bajar ese tipo único al 20% en una segunda fase.
Montoro ha resaltado también la importancia de usar la reforma fiscal para fomentar el ahorro, la recapitalización y la competencia de las empresas, y ha insistido en que no se tocará el IVA y en que bajará el IRPF a todos los contribuyentes.