Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro: El objetivo de los PGE para 2015 es afianzar la recuperación y el empleo

Consejo de MinistrosEFE

El Consejo de Ministros ha dado luz verde al Presupuesto de 2015, cuyo objetivo principal es afianzar la recuperación económica y consolidar la creación de empleo, tal y como ha destacado el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa posterior a la reunión.

Según Montoro, las cuentas de 2014 fueron las de la recuperación y las de 2015 son las que consolidarán esa recuperación y atenderán a la cohesión, un objetivo fundamental para mantener las bases del Estado de bienestar.
Las cuentas contemplan unos ingresos no financieros totales de 133.712 millones de euros, un 4,3% de lo presupuestado en 2014 y un 3% más que la previsión de los ingresos finales obtenidos en 2014 (129.803 millones). Además, incluyen un límite de gasto de 129.060 millones (-3,2%).
Dentro de este límite, el gasto no financiero de los ministerios bajará un 5,1%, hasta 62.946 millones y la partida para financiar los intereses cae un 3%, aunque aún sumará 35.490 millones. Por su parte, el gasto disponible para los ministerios descenderá un 0,2%, hasta 34.526 millones.
Los Presupuestos del año que viene incluyen el Plan Crece para impulsar el crecimiento, la competitividad y la eficiencia, que contará con 2.187 millones, que se destinarán a la I+D, a acciones para pymes y al desempleo juvenil, entre otras cosas.
Dentro de este plan, la inversión en ahorro y energía recibirá un presupuesto de 250 millones, mientras que la inversión en saneamiento y depuración recibirá 200 millones. También se impulsará la I+D+i empresarial, que recibirá 100 millones, seguida de la garantía de conectividad digital, con otros 100 millones y el plan de acción contra el desempleo juvenil, con 470 millones. La mayor partida la recibirán los distintos instrumentos para financiar a las pymes, con 1.067 millones.
Por el lado de los ingresos, los procedentes de los impuestos crecerán un 3,5% respecto a lo presupuestado en 2014, hasta los 186.111 millones de euros. La recaudación por IRPF caerá un 0,3%, hasta los 72.957 millones de euros, como consecuencia de la rebaja fiscal que entrará en vigor el próximo año.
En cambio, la recaudación por el Impuesto de Sociedades repuntará un 5,6%, hasta los 19.589 millones de euros, a pesar de que también está previsto un descenso de los tipos del tributo. En IVA, se esperan unos ingresos de 60.260 millones de euros, un 9,9% más, mientras que los ingresos por Impuestos Especiales se situarán en 19.894 millones, un 2,7% menos. De su lado, los ingresos no tributarios se situarán en 19.876 millones de euros, un 4,2% menos.
Con este escenario de ingresos y gastos, el Gobierno ha establecido una serie de políticas de gasto prioritarias, entre las que se encuentran el fomento del empleo, cuyo presupuesto crecerá un 16,5%, la I+D+i (+4,8%), la educación (+4,5%) y la cultura (+4,45).