Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Credit Suisse anuncia un mayor ajuste de sus costes

Credit Suisse ha incrementado en más de 1.000 millones de francos suizos (924 millones de euros) su objetivo de recorte de costes operativos como respuesta a las "desafiantes condiciones de los mercados", para reducir su base de costes por operaciones para 2018 a menos de 17.000 millones de francos suizos (15.708 millones de euros), frente al objetivo inicial de 18.000 millones de francos suizos (16.632 millones de euros), según ha indicado la entidad.
De este modo, el importe neto del plan de ahorro de costes de la entidad suiza pasará de los 3.200 millones de francos suizos (2.955 millones de euros) previstos a más de 4.200 millones de francos suizos (3.878 millones de euros) para finales de 2018.
"Dadas las desafiantes condiciones de los mercados que estamos afrontando, hemos ajustado a la baja nuestros objetivos relacionados con nuestras actividades de mercados e intermediación", explicó el banco helvético.
Credit Suisse expresó su confianza en superar en 2016 el objetivo de reducción de costes establecido, con un ajuste total estimado de 1.600 millones de francos suizos (1.477 millones de euros) para finales de este año.
De hecho, la entidad suiza informó de que ha superado ya en lo que va de año su objetivo de reducción de plantilla para 2016, con un ajuste de 6.050 empleos, frente a los 6.000 previstos.
"Esto supera el ahorro de costes obtenido por muchos de nuestros competidores en programas de ajuste similares durante el primer año desde su anuncio", destacó el banco.
Por otro lado, la entidad destacó que los progresos realizados en su objetivo de fortalecer su base de capital con la expectativa de meujorar en 180 puntos básicos su ratio de capital básico CET1, que se situará en el 12% a final del tercer trimestre de 2016, el nivel de mayor fortaleza alcanzado en la historia de Credit Suisse.