Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso admite a trámite la ley para eliminar del Código Penal las penas de prisión a piquetes de huelga

La proposición de ley modifica el artículo 315.3 y revisa las sentencias ya dictadas para dejarlas sin efecto
El Pleno del Congreso ha admitido a trámite la proposición de ley de Unidos Podemos-En Comú-En Marea para derogar el artículo 315.3 del Código Penal, que castiga con penas de cárcel de hasta tres años a aquellas personas que coaccionen a otras a iniciar o continuar una huelga, y para revisar las sentencias ya dictadas con esta condena para dejarlas sin efecto.
El grupo confederal ha contado con el respaldo del PSOE, Esquerra Republicana, el PNV, el PDeCAT y Compromís, superando por tanto los rechazos del Partido Popular, UPN y Foro. Por su parte, Ciudadanos ha optado por abstenerse.
Además de la supresión del artículo, Unidos Podemos plantea en su iniciativa admitida a trámite la anulación de sus efectos tanto en los casos pendiente de juicio como los ya juzgados, resarciendo a las personas condenadas a través de indemnizaciones o devolución del dinero cobrado en multas.
El artículo 315.3 del Código Penal establece penas de prisión de entre un año y nueve meses hasta tres años y multas de 18 y 24 meses para aquellas personas que "actuando en grupo o individualmente, pero de acuerdo con otros, coaccionen a otras personas a iniciar o continuar una huelga".
PSOE Y CIUDADANOS YA ACORDARON SU DEROGACIÓN
La modificación o derogación de este artículo ha sido planteada antes por varios grupos de la oposición. De hecho, el PSOE y Ciudadanos acordaron la derogación del mismo en su pacto posterior a las elecciones del 20 de diciembre para la investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez.
Otros de los colectivos más insistentes en sacar del Código Penal este artículo han sido las organizaciones sindicales. Según sus denuncias, a través del artículo 315.3 cientos de sindicalistas han sido acusados de coacciones durante huelgas, llegando a recibir en algunos casos condenas de prisión.