Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso debate mañana permitir a los ayuntamientos invertir su superávit de 4.500 millones

El Pleno del Congreso de los Diputados debate este miércoles una moción del PSOE en la que reclama al Gobierno una revisión de la regla de gasto de las entidades locales para que los ayuntamientos puedan destinar su superávit total de 4.500 millones de euros a inversiones y planes de empleo.
La moción del PSOE es consecuencia de una interpelación al ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, del pasado mes de diciembre, en la que Montoro ya mostró la voluntad del Gobierno de revisar la regla de gasto durante los primeros meses de este año para acomodar el contenido de esa norma a la nueva situación financiera de las administraciones públicas.
Conforme a la regla de gasto, los ayuntamientos no pueden gastar el superávit que acumulan ya que la norma limita el incremento del gasto público al crecimiento potencial de la economía con el fin de evitar desequilibrios financieros en las cuentas de los consistorios.
Al mejorar el crecimiento, con un alza del 3,2% en el conjunto de la economía en 2016, el margen de gasto para las corporaciones locales es mayor.
Según las cuentas del PSOE, los 4.500 millones de superávit de las entidades locales españolas podría traducirse en unos 70.000 puestos de trabajo, pero los ayuntamientos no pueden poner en marcha por ejemplo planes de empleo con ese dinero sobrante.
En la moción, que presumiblemente se votará al día siguiente, jueves, los socialistas también exigen a Montoro una quita de la deuda del Plan de Proveedores para determinados municipios "que lo están pasando muy mal", así como una ampliación del plazo de amortización para que puedan afrontar los pagos.
Por último, el PSOE quiere que Hacienda garantice a los trabajadores de empresas municipales que no perderán su puesto si la sociedad entra en pérdidas.