Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso, sin el PP, pide dar a las CCAA la opción de fijar un impuesto a los depósitos bancarios

El Congreso ha aprobado este miércoles una proposición no de ley en la que insta al Gobierno a suprimir su impuesto sobre los depósitos bancarios y así permitir a las comunidades autónomas que fijen su propio tipo impositivo.
La iniciativa, presentada por Esquerra Republicana y debatida en la Comisión de Hacienda y Función Pública, ha contado con el respaldo del PSOE, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, el PDeCAT y Compromís. Por el contrario, el PP y Ciudadanos han votado en contra.
Desde 2001, varias comunidades autónomas introdujeron un Impuesto sobre Depósitos de las Entidades de Crédito (IDEC), siendo Extremadura la primera en aplicar esta norma, que replicaron más tarde Andalucía, Canarias, Cataluña, Asturias y la Comunidad Valenciana.
Sin embargo, cuando el PP tenía mayoría absoluta introdujo una enmienda en el Senado a la Ley 16/2012 y creó el IDEC como un tributo directo estatal sobre los depósitos bancarios, lo que impedía que las comunidades continuaran fijando el suyo. Eso sí, el PP no quería gravar los depósitos e inicialmente fijó el impuesto a tipo cero y sólo en 2014 decidió subirlo al 0,03%.
La propuesta de los independentistas catalanes aboga por derogar ese impuesto estatal para volver al marco legal previo a 2012 con el fin de que las comunidades puedan de nuevo fijar o no sus propios gravámenes.