Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso debatirá el próximo jueves la ILP de renta mínima que apoyarán al menos PSOE, Podemos y PDECat

El Pleno del Congreso debatirá el próximo jueves la iniciativa legislativa popular (ILP) de prestación de ingresos mínimos de 426 euros sin tiempo límite para las familias sin recursos, impulsada por los sindicatos con 700.000 firmas, y que contará al menos con el apoyo del PSOE, Unidos Podemos y el Partido Demócrata Europeo Catalán (PDECat).
Así lo ha confirmado el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Junta de Portavoces de la Cámara Baja, que ha fijado el debate de la iniciativa para el jueves de la próxima semana.
En el debate de toma en consideración, el PSOE intervendrá para apoyar la propuesta de los sindicatos, que proponen que los parados sin recursos económicos tengan derecho a una prestación de 426 euros al mes.
Hernando ha destacado que la iniciativa tiene "mucho sentido" y está relacionada con algunos datos "enormemente preocupantes" que arroja la última Encuesta de Población Activa (EPA), referidos al aumento de los contratos temporales, la precariedad y la disminución de la población activa en más de 19.000 personas en el cuarto trimestre de 2016 respecto al anterior.
En este sentido, ha avanzado que los socialistas defenderán con "firmeza" la implantación de una prestación de ingresos mínimos en beneficio de los ciudadanos sin ingresos que buscan un empleo, ya que el hecho de que haya 1,4 millones de hogares con todos sus miembros en paro y otros 700.000 sin ningún tipo de ingreso "es lo suficientemente preocupante como para apoyarla".
"PERFECTAMENTE REALIZABLE"
Por su parte, el secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, ha reiterado el apoyo de su grupo parlamentario a la iniciativa de los sindicatos, aunque ha reconocido que desde el grupo de Unidos Podemos son "más ambiciosos" y no creen que "baste con 420 euros".
Errejón ha reprochado que cada vez que desde la formación morada han hablado sobre una renta básica se les ha criticado al ser vista como una propuesta "enloquecida y populista", por lo que ha dicho alegrarse de que ahora "se abra el camino" y otras formaciones acepten esta prestación como "elemento de justicia social" que estimule el alza de los salarios y la demanda interna.
COMPLEMENTO SALARIAL
"Es perfectamente realizable y buena para el crecimiento económico", ha enfatizado Errrejón, quien ha abogado por la implantación de la prestación de ingresos mínimos y por un complemento salarial progresivo que "empuje al alza los salarios".
En este sentido, ha explicado que el rechazo de Unidos Podemos al complemento salarial propuesto por Ciudadanos en su programa electoral, pactado también con el PP en el acuerdo de investidura, se debe a que les parece una propuesta que "subvencionaba la precariedad y ayudaba a los empresarios a pagar salarios más bajos".
"No queremos que las arcas públicas tengan que pagar los que pagan los empresarios, sino estipular en una escala progresiva un alza de los salarios", ha indicado Errejón, quien ha señalado que la propuesta de complemento salarial de Podemos y la de la formación de Albert Rivera se parecen en el nombre pero "en la filosofía y la concreción son totalmente distintos".
Por su parte, el portavoz de Empleo del PDECat, Carles Campuzano, ya confirmó esta semana que la formación catalana votará también a favor de la toma en consideración de la ILP impulsada por los sindicatos que tendrá lugar en el Pleno del próximo jueves.
EL PP LA VE "POLÍTICAMENTE INASUMIBLE"
De su lado, el secretario general del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, José Antonio Bermúdez de Castro, ha rechazado la ILP porque "no todo lo socialmente deseable es económicamente posible", aunque ha matizado que "eso no significa que el PP ni el Gobierno no tengan sensibilidad social porque lo han demostrado a lo largo de los años".
Bermúdez de Castro ha indicado que de 2011 a 2016 se redujeron los gastos generales en 15.000 millones de euros, pero por primera vez el año pasado se superaron los 300.000 millones de euros en gasto social. "Eso no lo ha hecho ningún país del mundo en la situación en la que hemos vivido", ha apostillado.
En este sentido, considera que ese dato significa que se ha salido de la crisis "de manera solidaria", al conseguirse reducir el déficit aumentando el gasto social.
Además, ha recordado que se adoptaron medidas para los parados que agostaron sus prestaciones por desempleo, como la renta de 400 euros durante seis meses y formación para reinserción laboral del Plan Prepara y el acuerdo alcanzado con los agentes sociales para una ayuda extraordinaria de 426 euros para parados de larga duración.
"Este Gobierno ha tenido una cara social", ha apostillado Bermúdez de Castro, quien opina que establecer una renta general de 426 euros para personas que carezcan de ingresos sin límite temporal podría conllevar la "desincentivacion de la búsqueda de empleo" y resulta "políticamente inasumible".
De igual forma, ha señalado que estas ayudas se complementan con las de las comunidades autónomas, que son quienes tienen la competencia de los servicios sociales, y "en todas ellas existen rentas mínimas", cuyos criterios fijan los gobiernos autonómicos y que benefician a 264.000 personas.
"En este momento lo más importante es garantizar todo nuestro sistema de protección social, los subsidios es una forma de solidaridad y el Gobierno ha demostrado que lo ha tenido estos años, pero no es nuestro modelo, nuestro modelo es el crecimiento y el empleo como base de una sociedad en progreso y solidaria", ha agregado.