Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Valencia anuncia una nueva subida del IRPF para las rentas más altas

La subida de impuestos sólo afectará a las rentas de más de 120.000 euros

El Gobierno de la Comunidad Valenciana ha dado luz verde a nuevos recortes. Así, el Ejecutivo regional ha aprobado una nueva subida del IRPF para rentas superiores a 120.000 euros que permitirá ahorrar 238 millones de euros así como otras medidas de ajuste como la vinculación del salario de consejeros y altos cargos al déficit, la reducción de gastos de personal o la contención del gasto sanitario.
El vicepresidente del Gobierno valenciano, José Císcar, ha anunciado este jueves que la Generalitat establecerá una nueva escala autonómica del IRPF y vinculará los salarios de los consejeros y del resto de altos cargos al déficit autonómico.
Estas son algunas de las medidas aprobadas en el primer pleno del Consell del año incluidas en el plan de ajuste anunciado por el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, con el que se pretende ahorrar un total de 1.057 millones de euros.
Císcar ha argumentado que estas medidas nacen de "una situación excepcional" y se han de "aplicar medidas que también son excepcionales" como, ha dicho, "ha habido que tomar en otras comunidades autónomas y otras regiones europeas".
Así, ha explicado que se trata de "adelgazar" la Administración, se establecerán medidas de ajustes en jefes de personal, se incrementarán los ingresos con nuevos tipos de gravámenes, se procederá a una contención del gasto sanitario y se reducirá el gasto corriente.
Medidas de ahorro en Sanidad
En sanidad, ha destacado que no habrá copago, pero que se establecerán medidas de ahorro por valor de 440 millones gracias a una mejora de la eficiencia pero "manteniendo la calidad del servicio y sin mermar nada las prestaciones".
Por último, enumeró un paquete de medidas transversales como la reducción del parque móvil o un control del absentismo.