Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comisión de Presupuestos no debatirá las más de 4.000 enmiendas de la oposición

El PSOE presentará este jueves un recurso urgente ante la Mesa del Congreso contra el esta decisión
La Mesa de la Comisión de Presupuestos ha acordado la noche de este miércoles, gracias al apoyo de PP y Ciudadanos, tumbar el debate de las más de 4.000 enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentadas por partidos de la oposición.
El PP y Ciudadanos, con mayoría en la Mesa de la Comisión de Presupuestos, han defendido así excluir aquellas enmiendas de la oposición que superen los 15 millones del Fondo de Contingencia para imprevistos al que recurren los grupos para justificar aumentos de gasto en otros departamentos. Asimismo, este criterio también se aplica a aquellas enmiendas de menor cuantía que se acojan a ese fondo y que se mantengan una vez agotada la partida presupuestaria de los 15 millones.
Con esta fórmula, dos de cada tres enmiendas registradas al proyecto de Presupuestos Generales quedan sin tramitarse, ni discutirse, ni votarse (más del 60% de las casi 6.000 presentadas).
Tras esta decisión, el Grupo Parlamentario Socialista ha anunciado que este mismo jueves presentará un recurso urgente ante la Mesa del Congreso con el objetivo de anular esta decisión y ha anunciado que estudiará otras medidas que se puedan adoptar en el Cámara Baja ante este "escándalo sin precedentes", según han informado a Europa Press fuentes del grupo socialista.
De forma paralela, los socialistas pondrán en marcha este jueves una campaña en toda España para denunciar la "cacicada" consumada "con nocturnidad" por parte de PP y Ciudadanos, que impide debatir y votar miles de enmiendas sociales y territoriales.
Una decisión "sin precedentes" y "un golpe a la autonomía y al debate parlamentario" que, según fuentes del grupo socialista, "rompe el modelo de debate presupuestario de los últimos 25 años". "El PP no se había atrevido a hacerlo ni cuando tenía mayoría absoluta y lo ha hecho ahora con la connivencia activa de Cs que decía que venía a regenerar la vida política", han subrayado las mismas fuentes.
Tanto PSOE como Unidos Podemos han cargado contra esta decisión avalada por el propio Gobierno, que a través de un escrito remitido a la Comisión, ha avalado esa criba alegando que sobrepasar el gasto presupuestado supondría vulnerar el acuerdo adoptado por el Pleno por el cual se rechazaron las enmiendas de totalidad.
HACIA UNOS PRESUPUESTOS SIN ENMIENDAS
En este sentido, el socialista Pedro Saura ha augurado que "éste es el camino para que el Gobierno traiga unos Presupuestos el próximo año sin Sección 31" (donde se encuadra el fondo de imprevistos) y "para que definitivamente no haya enmiendas". Además, ha dicho que es posible financiar incrementando los recursos, "como el propio Gobierno ha tomado esa decisión".
Para Segundo González, de Podemos, que el propio Gobierno se haya posicionado al respecto y que haya avalado la exclusión de enmiendas "supone una injerencia" en el Parlamento. "Es una cacicada sin precedentes", ha subrayado, en declaraciones a los medios de comunicación.
En todo caso, ha matizado que el informe no es, ni mucho menos, vinculante. "El Gobierno no tiene capacidad para definir el criterio de la Mesa de los Presupuestos sobre qué se hace con esas enmiendas. La Mesa de los Presupuestos es soberana", ha dicho.
PRESENTAR ENMIENDAS SIN CRÉDITO, UNA "ESTAFA"
En esta línea ha incidido el portavoz de Presupuestos de los 'populares', Jaime De Olano, que ha incidido que el que el Gobierno dé su criterio "es algo absolutamente normal" y que comparten su posición pues, una vez se agote ese crédito, sostiene, "no tiene sentido" debatir más, pues "sería hacer ciencia ficción".
Por su parte, Francisco de la Torre, de Ciudadanos, ha defendido que el debate presupuestario "se haga sobre cuentas reales", y ha acusado a los grupos de hacer "cierta a estafa a los ciudadanos". "Proponen un montón de cosas que luego no se pueden aprobar", ha sentenciado.