Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Coca-Cola Iberian Partners creará una nueva estructura organizativa en el centro logístico de Fuenlabrada

Abordará cambios en la asignación de tareas y establecerá turnos diurnos, sin afectar al número de empleados ni a los salarios
Coca-Cola Iberian Partners creará una nueva estructura organizativa flexible en su centro de operaciones industriales y logísticas (COIL) de Fuenlabrada (Madrid), con cambios en la asignación de tareas y con todos los turnos diurnos, sin que ello afecte al número de empleados, actualmente 171, ni a los salarios, según han informado a Europa Press en fuentes de la compañía.
En concreto, la intención de la compañía es que estos cambios puedan realizarse en la dimensión y con la rapidez de respuesta que requiere en cada momento su red y que se ajuste a las necesidades del negocio y la estacionalidad.
Así, la firma planea adecuar los recursos humanos en algunas áreas para adaptarse a las necesidades del centro logístico, asemejándose así en eficiencia al resto de centros de la compañía.
Las dos medidas más destacadas son: flexibilidad en cuanto a la asignación de tareas entre los integrantes actuales del COIL y organización de la actividad en turnos de trabajo, al no existir actividad de fabricación y, por tanto, al haber cambiado la dinámica del centro.
En el momento de la apertura del centro, avalado por la Audiencia Nacional, el embotellador de Coca-Cola asignó a los empleados tareas concretas dentro de cada una de las áreas funcionales (organización segmentada por tareas).
No obstante, tras varios meses de funcionamiento, la compañía ha detectado "rigiez" a la hora de realizar cambios en la asignación de tareas dentro de una misma área funcional y "burocratización" de la gestión, al tiempo que ha comprobado que existe un sobredimensionamiento de algunas áreas.
Por ello, Coca-Cola Iberian Partners ha trabajado en incorporar al centro logístico madrileño en su red logística y de almacenes, tarea que ha sido "compleja" pues cuando se diseñó ésta hace más de dos años, no estaba prevista la existencia de nuevos centros, lo que ha obligado a tener que realizar permanentes ajustes en la red y en el propio centro en estos meses.
La compañía abrirá un periodo de consultas con los sindicatos con el objetivo de llegar a un acuerdo, dentro del periodo de consultas de 15 días establecido, para que los cambios introducidos en el COIL cuenten con el respaldo del comité de empresa.
La creación del centro de operaciones industriales y logísticas en Fuenlabrada daba cumplimiento al auto de la Audiencia Nacional de reincorporar a los trabajadores de la planta madrileña.