Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Caruana (BIS) advierte de "no bajar la guardia" ni reducir los coeficientes de capital de la banca

El director gerente del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), Jaime Caruana, ha invitado a las entidades financieras a "no bajar la guardia" en el sentido de "reducir los coeficientes de capital", aunque ahora se produzcan "vientos de cola" que "tienen que ser aprovechados".
"No es el momento de bajar la guardia ni de reducir los coeficientes de capital", ha apuntado Caruana durante su intervención en el Encuentro Bancario Iberoamericano, organizado por la Asociación Española de Banca (AEB).
En su opinión, "el capital que tienen hoy las entidades financieras es sensiblemente superior a los mínimos que plantea Basilea", algo que "no es tanto por regulación", sino que "lo piden los supervisores y los mercados".
"El promedio de coeficiente de capital está cerca del 12%. Basilea no pide un 12%, es lo que piden los test de estrés. No podemos bajar la guardia", ha señalado.
"A pesar de los vientos de cola, no es momento de bajar la guardia" ni "tampoco de subir las exigencias de capital", ha reiterado Caruana, ya que "igual que los sistemas financieros han progresado, los riesgos también han evolucionado".
Caruana ha puesto en valor los "vientos de cola" que van a tener las entidades financieras, en referencia a la recuperación económica, la subida de los tipos de interés (es "bueno" que se produzca un proceso de normalización de tipos, ha dicho) y la moderación de la regulación tras el "tsunami regulatorio".
Por otra parte, en relación con la regulación, Caruana ha apuntado que "sí es el momento de dar una cierta estabilidad a los marcos reguladores" y confía en que esto se produzca "relativamente pronto".
"Sí es el momento de tratar de reducir incertidumbres regulatorias y de tratar de proporcionar un esquema estable de regulación, lo cual no quiere decir que se vaya a reducir la presión supervisora, que la va tener siempre la banca porque son entidades supervisadas, pero que el marco regulatorio esté de una manera mas fija", ha apuntado el presidente del BIS, quien ha señalado que desde el punto de vista de la institución "posiblemente la regulación se hubiese terminado hace un par de años".
Por último, en relación con las fintech, Caruana ha señalado que existen aspectos a los que los supervisores van a tener que prestar atención, como los riesgos operativos o el buen gobierno en el uso de la información.