Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Carlos Slim, FCC y Acciona se adjudican el nuevo aeropuerto de Mexico por 4.000 millones

Construirán la mayor terminal aeroportuaria de Latinoamérica, la obra principal del proyecto, diseñada por Foster
Un consorcio de empresas liderado por el grupo Carso, propiedad de Carlos Slim, y en el que participan FCC, constructora también controlada por el empresario, y Acciona se ha adjudicado el contrato de construcción del edificio terminal del nuevo aeropuerto internacional Ciudad de México por unos 4.200 millones de dólares (unos 3.925 millones de euros).
Se trata del principal contrato del proyecto del nuevo primer aeródromo del país y una de las mayores obras de infraestructuras actualmente en marcha en Latinoamérica.
El consorcio que lidera Slim se ha convertido en potencial adjudicatario ('preferred bidder') del 'macrocontrato' al presentar la propuesta más baja para ejecutar la obra este miércoles, durante la apertura de las ofertas económicas de las empresas que pujaban por la terminal, según informa la prensa mexicana. En concreto, su oferta es de 84.828 millones de pesos (unos 4.200 millones de dólares).
El contrato consiste en construir la que será mayor terminal aeroportuaria de Latinoamérica, un edificio de 760.000 metros cuadrados de superficie, repartida en cuatro plantas.
El edificio se levantará a partir del diseño realizado por los arquitectos Norman Foster y Fernando Romero, tendrá forma de 'equis', en alusión al nombre de México, y capacidad para acoger a un tráfico de 70 millones de viajeros al año.
El inmueble será sostenible. Su cubierta de la terminal estará compuesta por planchas de aluminio y vidrios cerámicos que permitirán que el agua de lluvia, el aire y la luz solar se conduzcan por tuberías y sistemas fotosensibles para su uso en el interior.
En concreto, el consorcio que ha resultado finalista de esta emblemática obra está integrado por Cicsa (Grupo Carso), las también constructoras locales ICA, GIA, Prodemex, Grupo Hermes y La Peninsular, y las españolas FCC y Acciona, según detalla el diario "El Universal".
SEGUNDO CONTRATO DE SLIM Y FCC.
Para Carlos Slim y FCC se trata del segundo gran proyecto que logran juntos en Latinoamérica desde que las dos empresas controladas por el empresario firmaran un acuerdo para concurrir juntos a proyectos de infraestructuras latinoamericanas.
El grupo de empresas del mexicano, a través de Cicsa, suma además este contrato al logrado el pasado mes de septiembre para construir una de las pistas del nuevo aeródromo, la tercera, por 361 millones de dólares (unos
ADJUDICACIÓN FORMAL EN ENERO.
A partir de ahora, el Gobierno mexicano verificará toda la documentación presentada por el consorcio finalista con el fin de oficializar la adjudicación del contrato el próximo 6 de enero.
El consorcio liderado por Slim y con sello español compitió por el proyecto con otros dos grupos. El liderado por Omega Construcciones Industriales, y en el que participaba la también española Construcciones Rubau, ofreció 87.500 millones de pesos.
De su lado, el encabezado por la portuguesa Mota Engil presentó una oferta económica que ascendía a 90.073 millones de pesos, según detalla el diario mexicano "El Economista".