Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Cámara de España eleva hasta el 2,8% la previsión de crecimiento económico para este año

La Cámara de Comercio de España espera que 2017 cierre con un crecimiento económico del 2,8%, tres décimas más que en las previsiones elaboradas por la Cámara en el mes de febrero.
Según informó la Cámara en un comunicado, la economía española muestra un comportamiento "sólido y equilibrado" en el que el sector exterior continúa siendo uno de los motores principales de crecimiento.
Según las previsiones del Servicio de Estudios de la Cámara de España, las exportaciones de bienes y servicios registrarán un incremento en torno a un 5,3% para el conjunto de 2017, mientras que las importaciones aumentarán un 5,6%, reflejo del buen comportamiento del consumo final, tanto de familias como de empresas.
Por su parte, la demanda nacional, según las estimaciones de la Cámara, registrará un aumento de un 2,3% en 2017, impulsada tanto por el consumo privado, que se incrementará un 2,7%, como por la inversión, que acelerará su crecimiento hasta el 3,4%. Particularmente positiva será la evolución de la inversión en bienes de equipo, que mantendrá una robusta tasa de crecimiento del 4,9%.
SE CREARÁN 300.000 EMPLEOS ESTE AÑO
En este contexto, la Cámara de España estima que continuará el proceso de creación de puestos de trabajo y reducción del desempleo. Así, estima un avance de un 2,4% (2% en las previsiones de febrero) en el número de ocupados, cifra que se traduciría en 300.000 nuevos puestos de trabajo durante 2017. La tasa de paro se situará en el 17,6% de la población activa en media anual.
Las previsiones del mes de mayo de la Cámara de España incluyen las primeras estimaciones para el 2018, cuando se espera una leve desaceleración de la economía española, que crecerá un 2,4%.