Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Cámara de Comercio destaca que el PIB mantiene el dinamismo y prevé que crezca un 3,2% este año

La Cámara de Comercio ha destacado este jueves que la economía española mantiene su dinamismo, a pesar de la desaceleración del PIB en el tercer trimestre (+0,7%, una décima menos que en los tres trimestres anteriores), y ha pronosticado que España crecerá un 3,2% en el conjunto de 2016 y un 2,6% en 2017.
Las previsiones de la Cámara de Comercio de España anticipan un crecimiento más moderado en los próximos trimestres, aunque todavía "notablemente superior" al de la media europea. La causa de esta moderación se encuentra, en su opinión, en el agotamiento gradual de los estímulos que han impulsado el crecimiento de la demanda nacional durante el último año (rebaja impositiva o disminución del precio del petróleo).
Además, a lo anterior hay que añadir, previsiblemente, un entorno de tipos de interés al alza y las políticas que será necesario implementar para cumplir con los objetivos presupuestarios comprometidos con los socios europeos.
A ello se suma también la previsible moderación del comercio a escala mundial, en un escenario marcado por el mantenimiento de las tensiones geopolíticas, el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea o la nueva configuración del Gobierno estadounidense.
A pesar de este contexto, la Cámara de España prevé que el crecimiento durante el cuarto trimestre del año se mantenga en el entorno del 3% interanual (2 décimas inferior al registrado el tercer trimestre), lo que situaría el avance del PIB para el conjunto de 2016 en el 3,2%.
"Sin duda, un avance notable de la actividad con un impacto significativo en el mercado de trabajo. La creación de empleo podría cerrar 2016 con un aumento medio en el conjunto del año del 2,8%", subraya la Cámara e Comercio.
De cara a 2017, la Cámara de España pronostica una "suave ralentización" de la economía española, con un crecimiento estimado del PIB en el entorno del 2,6% interanual, aunque la trayectoria de la actividad dependerá "considerablemente" de la evolución de las incertidumbres mencionadas previamente.
En este contexto, indica la política económica a corto plazo debería enfocarse "con firmeza" hacia el diseño y la aplicación de las reformas estructurales pendientes. "En esta faceta es incuestionable la necesidad de alcanzar el máximo consenso y el pacto expreso entre las distintas fuerzas políticas", subraya.
En concreto, para la Cámara de Comercio España necesita afianzar la continuidad del proceso de creación de empleo, incrementar la competencia en determinados sectores productivos, acometer una revisión de las Administraciones Públicas, avanzar en la simplificación burocrática o crear un marco favorable a la innovación, la digitalización y la internacionalización del tejido empresarial. Todo ello, además, con "absoluto respeto" a la senda de consolidación presupuestaria que permita cumplir con los objetivos de déficit comprometidos.