Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Caixabank regresa este viernes al parqué tras vender el 9,9% para reforzar su solvencia por la OPA sobre BPI

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido levantar, con efectos desde las 8.30 horas de este viernes, la suspensión cautelar de la negociación de Caixabank tras vender el 9,9% de su capital para reforzar su solvencia por la Oferta Pública de Adquisición de acciones (OPA) sobre el luso BPI.
El supervisor de los mercados, que suspendió ayer la cotización de la entidad catalana, ha decidido que los títulos de Caixabank regresen al parqué después de haber sido puesta a disposición del público información suficiente de las circunstancias que aconsejaron la adopción del acuerdo de suspensión.
En el momento de la suspensión, los títulos de CaixaBank caían un 3,13%, hasta los 2,34 euros.
CaixaBank ha conseguido 1.322 millones de euros con la venta de 585.000.000 acciones propias, representativas de un 9,9% del capital social del banco, mediante una colocación privada entre inversores cualificados a través de una prospección acelerada de la demanda, con el objetivo de reforzar su ratio de capital tras la OPA sobre el luso BPI.
El precio de cada una de las acciones se ha fijado en 2,26 euros, lo que supone un descuento del 3,67% sobre la cotización de cierre de ayer de las acciones de CaixaBank, que se situó en 2,34.
En la colocación, en la que han actuado como entidades colocadoras J.P. Morgan Securitiesplc y Morgan Stanley International, han participado dos inversores institucionales "con vocación de permanencia" por un importe total de aproximadamente 380 millones de euros.
Los ratios de capital de nivel 1 ordinario (CET1) y de capital total de CaixaBank tras la colocación a 30 de junio de 2016 se sitúan en el 13,3%/16,5% (phased-in) y en el 12,4% / 15,7% 'fully loaded'.
El plan estratégico de CaixaBank tiene como objetivo mantener un ratio de capital CET1 'fully loaded' de entre el 11% y el 12%, que se situaría por debajo en cualquiera de los escenarios de aceptación de la OPA sobre BPI, por lo que la entidad financiera ha decidido realizar esta venta de acciones.
Estas acciones fueron en su mayoría adquiridas por CaixaBank a su accionista de referencia, Criteria Caixa, en virtud de la permuta de activos que acordaron y anunciaron en diciembre.