Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Caamaño defenderá a los transportistas afectados por el fraude del cártel europeo de camiones

El despacho liderado por el exministro de Justicia Francisco Caamaño, CCS Abogados, defenderá a los transportistas afectados por el fraude del cártel europeo de camiones condenado por la Comisión Europea por pactar sobreprecios de venta durante 14 años.
La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) ha decidido que sea este bufete especializado en Derecho de la Competencia quien interponga las demandas pertinentes contra cinco fabricantes de camiones.
La Comisión Europea impuso a finales de julio del año pasado una multa de 2.930 millones de euros a los fabricantes de camiones DAF, Daimler-Mercedes, Iveco, Volvo-Renault, MAN y Scania por crear un cártel entre 1997 y 2011 en el que acordaron aumentar los precios de sus productos, retrasar la introducción de tecnologías anticontaminación necesarias para cumplir con las normativas europeas y repercutir los incrementos de gasto sobre los clientes.
El Gobierno aprobó el pasado 27 de mayo un Real Decreto-Ley por el que los transportistas pueden pedir a los fabricantes de camiones que les envíen la documentación que sirvió de soporte a la Comisión Europea para ejecutar la demanda contra los fabricantes.
La Confederación de transportistas estima que el número de adquisiciones de vehículos afectados por dichas prácticas restrictivas de la competencia se sitúa en alrededor de 10 millones de camiones en toda la Unión Europea, de los que aproximadamente 360.000 corresponden a camiones adquiridos en España.
De esta manera, alrededor de 150.000 transportistas españoles afectados pueden iniciar la demanda para que se les compense por el sobreprecio que pagaron al adquirir sus camiones a causa del pacto ilícito de estos fabricantes. Se estima que las reclamaciones españolas alcanzarían más de 2.500 millones de euros solo por el sobreprecio.
Caamaño ha destacado la necesidad de "exigir que se repare el daño causado" para que no se repitan hechos similares y porque "ha de hacerse justicia a cada persona y cada empresa". "Para los transportistas, el camión es algo más que una simple herramienta de trabajo, es un medio de vida", ha señalado.
Para facilitar la reclamación, el despacho CCS Abogados ha puesto a disposición de los afectados un equipo jurídico y pericial para determinar el sobrecoste y los perjuicios sufridos por los compradores y tramitar la reclamación de dicha cuantía ante los fabricantes.
"Defenderemos el sector del transporte de mercancías ante el cártel de fabricantes con un planteamiento profesional a éxito, de modo que solo se devengarán nuestros honorarios cuando cada cliente haya sido reintegrado de los daños causados por los pactos colusorios", ha explicado Caamaño.