Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CSIF pide una revisión salarial para los funcionarios a finales de año y que los salarios suban más del 1%

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) cree que se deberían subir los salarios por encima del 1% este año y que se tendría que aplicar una cláusula de revisión salarial a final de año para garantizar su poder adquisitivo.
Así lo ha señalado el sindicato tras conocerse que el Ministerio de Hacienda y Función Pública está esperando a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017 para sentarse a negociar las cuentas de 2018, donde prevé que se pueda aprobar una subida salarial superior al 1% para los empleados públicos.
De hecho, CSIF cree que revisar la subida salarial ayudaría a no perder poder adquisitivo en este año, sobre todo si se tienen en cuenta las previsiones del IPC. También ha emplazado a Hacienda a que revise al alza el Presupuesto y a que autorice la jornada de 35 horas.
En concreto, el sindicato ha intensificado, tal y como han pedido los grupos de la oposición en la Comisión de Presupuestos del Congreso, la interlocución para que el Gobierno autorice la posibilidad de que las comunidades pacten con los sindicatos la jornada laboral de 35 horas, con la derogación del decreto de recortes de 2010.
CSIF ha insistido en que está abordando todos estos temas en una ronda de contactos que está manteniendo con los grupos parlamentarios. También ha afirmado que está tratando la eliminación de recortes todavía vigentes como los descuentos en la nómina por baja médica.
El sindicato espera que el Gobierno modifique, una vez llegue el trámite de enmiendas parciales, la subida salarial de los empleados públicos para compensar la pérdida del poder adquisitivo previa a los recortes realizados desde que comenzó la crisis.