Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CSIF destaca que el empleo público ha caído en casi 15.000 personas en 2016 y pide un cambio de política

De esta manera, frente a la tendencia general, las administraciones públicas retroceden y acumulan un déficit de 320.000 empleos desde el tercer trimestre de 2011, cuando comenzó la "sangría de empleo público" en términos de la EPA. Además, se da la circunstancia de que 232.900 personas tienen más de 60 años y se encuentran a las puertas de la jubilación.
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha dado este jueves "la voz de alarma" ante los resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA) de 2016, ya que en los últimos 12 meses el empleo ha aumentado en 428.500 personas en el sector privado, mientras que se reduce en 14.600 en el público.
Por otra parte, CSIF indica que el nivel de precariedad de las administraciones es "preocupante", ya que un total de 680.900 personas tiene un empleo temporal (80.000 tienen un contrato que no llega a los tres meses), unas cifras "inaceptables" para los niveles de calidad que se deben exigir a los servicios del Estado del Bienestar, como la sanidad o la educación.
En este sentido, CSIF mantendrá el próximo lunes una reunión urgente con la secretaria de Estado de Función Pública, en la que se abordará la necesidad de diseñar ya una oferta de empleo público, en el contexto de prórroga de los Presupuestos Generales del Estado. Esta oferta de empleo, según el sindicato, deberá eliminar la tasa de reposición, es decir, que se produzcan contrataciones por encima de las jubilaciones de este año, para paliar el déficit estructural de las plantillas.
CSIF también planteará la necesidad de abordar ya el problema de la interinidad en ámbitos como la sanidad o la educación, o la consecución de la jornada de 35 horas semanales en las administraciones, como medida de creación de empleo de calidad.