Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

COAG pide medidas para mejorar precios percibidos por el agricultor ante la crisis en el sector de la fruta

COAG ha reclamado una batería de medidas para mejorar los precios percibidos por el agricultor ante la crisis de cotizaciones en origen en el sector de la fruta.
En concreto, la organización agraria ha mantenido un encuentro con representantes del Ministerio de Agricultura en el que ha planteado una batería de actuaciones frente a la "desastrosa" campaña de fruta que están padeciendo los productores y frente a la crisis estructural del sector.
"La actual campaña de fruta está resultando crítica para la rentabilidad de los productores; el comienzo de la misma fue nefasto y el desarrollo no ha ido a mejor", ha resaltado el responsable estatal de fruta de COAG, David Borda.
Durante el mes de julio las cotizaciones continuaron cayendo y se situaron en torno a los 0,45 euros por kilogramo para las primeras calidades de melocotón y nectarina y 0,25 euros por kilo para las de menor calibre, niveles que, según la organización agraria, no son remuneradores para el agricultor por estar por debajo de los costes de producción.
"En la actualidad, la situación es de completo y generalizado deterioro del mercado en Aragón y Cataluña, con cooperativas y almacenes que no aceptan más fruta y las salidas se producen sin precio de venta", afirma Borda.
Entre las medidas planteadas figura la ampliación del cupo de medidas contra el veto ruso en melocotón y nectarina, con cantidades extraordinarias por distorsión de mercado o la intensificación de las actuaciones para evitar la especulación en la cadena, de tal manera que se propicie un reparto "justo" del valor generado en la misma, mediante el aumento de los controles de AICA o la inspección y control de la calidad y el etiquetado en los puntos de venta.
También se ha demandado la activación de diversas medidas económicas excepcionales para los fruticultores como por ejemplo la condonación de las cuotas a la Seguridad Social, ayudas y moratorias para los préstamos contraídos o la reducción a cero de los módulos para la fruta dulce en el cálculo de la renta de 2017 ante la ausencia generalizada de beneficios.