Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

COAG exige el fin de ataques al vino español en Francia y la garantía de la libre circulación de mercancías

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) exigirá el fin de los ataques al vino español en territorio francés y la garantía de la libre circulación de mercancías en sus carreteras durante el encuentro hispano-francés sobre el sector, que se celebrará este miércoles en la sede del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.
La organización agraria, además, trasladará a los representantes de las cooperativas y viticultores franceses la solidaridad del sector español con la crisis de precios que sufre Francia, al tiempo que recordará que es una situación similar la que viven los agricultores españoles, según ha informado en un comunicado.
De hecho, España es el país con los precios de graneles más bajos a nivel mundial y eso está directamente relacionado con los bajos precios que se pagan a nuestros viticultores por la uva. "Se busca apartar a los productores españoles del mercado comunitario cuando las verdaderas responsables son las grandes cadenas de distribución, principalmente francesas, que abusan de su posición de dominio en el mercado para imponer precios de ruina en el campo", ha subrayado el responsable del sector vitivinícola de COAG, Joaquín Vizcaíno.
Durante la reunión, la delegación de COAG trasladará los avances del sector vitivinícola español en materia de vertebración del sector, gestión del mercado y valorización de los vinos, con la creación, hace dos años, de la Interprofesional del Vino de España.
La organización también pedirá el apoyo del gobierno francés para que en la UE se prohíba la chaptalización, con el objetivo de estimular la producción de mosto. De esta manera, en España se podrían retirar tres millones de hectolitros del mercado de vino a granel.