Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNMV registró un excedente de 23,1 millones en 2015

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) registró en el ejercicio 2015 unos ingresos totales de 65,3 millones de euros e incurrió en gastos de 42,2 millones de euros, de forma que el excedente fue de 23,1 millones de euros.
Concretamente, el resultado de la gestión ordinaria ascendió a 20,9 millones de euros, frente a lo previsto en el presupuesto de explotación para 2015, que era de 2,3 millones de euros, según los datos del Informe Anual de la CNMV.
Esta desviación se produjo tanto por los ingresos como por los gastos de gestión ordinaria. Los primeros alcanzaron la cifra de 62,7 millones de euros, 14,4 millones de euros por encima de lo presupuestado, debido principalmente a los ingresos por tasas, que se situaron en 61 millones de euros (13,5 millones de euros más).
Por su parte, los gastos de gestión ordinaria se situaron en 41,8 millones de euros, lo que supone 4,2 millones de euros menos respecto al presupuesto y un descenso del 0,4% respecto al ejercicio anterior.
Una parte de esa diferencia, equivalente a 1,9 millones de euros, tuvo su origen en el descenso de los gastos de plantilla, ya que el supervisor no cubrió las vacantes de personal técnico que se produjeron durante el ejercicio al estar limitadas las incorporaciones por Real Decreto.
La CNMV destaca en su informe que se produjo un notable descenso en la partida de servicios exteriores, dentro de los gastos de gestión ordinaria, cifrada en 8,5 millones de euros, lo que supone 1,7 millones de euros menos de lo presupuestado y un 3% menos que en 2014.
Los gastos correspondientes a transferencias y subvenciones unos 0,3 millones por la disminución de la cuota anual del supervisor europeo, la ESMA, y la amortización del inmovilizado, unos 0,2 millones de euros, también se situaron por debajo de lo presupuestado.
El resultado de las operaciones financieras reflejó un saldo de 2,2 millones de euros, de acuerdo con lo presupuestado, de acuerdo con el informe.