Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CNMC somete a consulta pública los precios mayoristas de la fibra óptica de Telefónica

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha lanzado una consulta pública sobre la metodología empleada para fijar los precios mayoristas que Telefónica cobrará a otros operadores para acceder a su fibra óptica en las zonas no competitivas, según informa el organismo en un comunicado.
La CNMC explica que esta metodología sirve para evaluar si los precios de las ofertas mayoristas de fibra óptica de Telefónica NEBA-local y NEBA-fibra permiten a los operadores alternativos replicar los principales productos de fibra ofrecidos por este operador, con el fin de asegurar un elevado nivel de competencia en el mercado.
La regulación mayorista de los mercados de banda ancha aprobada en febrero de 2016 impone a Telefónica la obligación de prestar el servicio mayorista NEBA-local (acceso virtual a la fibra de Telefónica) en toda España, excepto en los 66 municipios más competitivos. El nuevo servicio mayorista y los precios entrarán en vigor en enero de 2018.
Los precios de los servicios NEBA-local y NEBA-fibra pueden ser fijados libremente por Telefónica, pero se establece como condición que los productos de fibra más representativos de Telefónica, denominados productos BAU emblemáticos, puedan ser replicados o contraofertados por los operadores alternativos.
En concreto, la metodología sometida a consulta establece los criterios para determinar cuándo un producto de fibra de Telefónica se califica como producto BAU emblemático. De acuerdo a los criterios propuestos, el conjunto de productos emblemáticos son doce y agrupan a más del 80% de los clientes de fibra de Telefónica.
Asimismo, detalla los principios generales y los parámetros por los que se rige el test de replicabilidad, haciendo especial hincapié en el tratamiento de los empaquetamientos convergentes. Además, impone a Telefónica una serie de obligaciones de información necesarias para que la CNMC pueda realizar un seguimiento exhaustivo de la evolución de las ofertas NEBA-local y NEBA fibra, así como de las principales magnitudes utilizadas en el test de replicabilidad.
En tercer lugar, en caso de que los precios impuestos por Telefónica no permitan a los operadores alternativos replicar todo el conjunto de productos BAU emblemáticos, la metodología prevé que se lleve a cabo un ajuste automático en los precios de las ofertas mayoristas NEBA-local y NEBA fibra. Este ajuste se llevaría a cabo incluso si es sólo un producto BAU emblemático el que no supera el test.
La CNMC detalla que los parámetros utilizados en el test de replicabilidad y el listado de productos BAU emblemáticos se actualizarán cada seis meses. En concreto, se procederá a revisar el listado de productos, evaluar su "replicabilidad" conforme a parámetros actualizados, y, en su caso, a ajustar los precios de los servicios mayoristas sujetos al test.
La Comisión subraya que es uno de los reguladores europeos pioneros en establecer un sistema de regulación de precios mayoristas de las ofertas de fibra basado en la superación de un test de replicabilidad, en línea con los principios que la Comisión Europea introdujo en su Recomendación de metodologías de costes y no discriminación de 2013.
Los interesados tienen ahora un plazo improrrogable de un mes para remitir sus respuestas a la consulta pública.