Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CGT convoca una nueva huelga en el sector del contact center para el 26 de enero

CGT ha convocado una nueva huelga de un día completo en el sector del Contact Center para el próximo 26 de enero de 2017, tras el éxito de la convocatoria del 28 de noviembre de 2016, ya que es el "único camino hacia un convenio justo" y la mejor manera de conseguir "avances importantes".
CGT ha invitado a unirse a esta convocatoria de huelga a todas las organizaciones sindicales que negocian el convenio, pero informa de que de momento ni CCOO ni UGT se han sumado a la propuesta en un cambio de estrategia que la Confederación General del Trabajo ve "injustificado".
El sindicato considera que, lejos de frenar la movilización en este punto del proceso, lo que hace falta es "redoblar la presión" hacia la patronal ACE, ya que las últimas reuniones de la mesa negociadora han girado en torno a las cuestiones de las que quiere hablar la patronal y se han dejado de lado asuntos tan básicos como la precariedad en la contratación, las facilidades para el despido, la grave pérdida de derechos en los cambios de empresa y el abuso de los contratos a tiempo parcial.
Para CGT es imprescindible la eliminación del artículo 17 del convenio por su "flagrante ilegalidad", la incorporación de la subrogación obligatoria de los trabajadores en el cambio de empresa contratista contemplado en el artículo 18 y una recuperación del poder adquisitivo perdido tanto mediante una subida salarial digna como mediante la extensión de las jornadas a tiempo completo.
Además, CGT entiende que tras la huelga del 28 de noviembre no ha habido un cambio de actitud de la patronal que pueda justificar un cambio de estrategia sindical, y defiende que, en todo caso, de reanudarse la negociación del convenio la parte social tendrá una fuerza mucho mayor en un escenario de huelgas y movilizaciones que demuestren el apoyo de los trabajadores a sus reivindicaciones.
"CGT confía plenamente en que esta convocatoria resulte un éxito que mantenga el necesario nivel de conflictividad y respaldo social para de una vez por todas conseguir la dignificación de una profesión sumamente degradada y precarizada", remarca.