Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CEOE pide al Gobierno que incluya la rebaja de cotizaciones en su reforma fiscal

La CEOE ha resaltado la necesidad de reducir las cotizaciones sociales empresariales para fortalecer la recuperación económica y la creación de empleo, una medida que se planteó para acompañar la subida del IVA realizada en 2012, pero que no se llevó a cabo.

En un comunicado, la CEOE ha compartido los objetivos anunciados como inspiradores de la reforma, como la mejora de la competitividad, la inversión y el empleo sin subir los impuestos, sino buscando una ampliación de bases imponibles que aumenten la recaudación tributaria.
En concreto, ha considerado que la rebaja del IRPF será "beneficiosa" porque contribuirá a reforzar el consumo interno y tendrá efectos "beneficiosos" para el crecimiento económico y la creación de empleo.
Igualmente, ha celebrado la rebaja del tipo nominal del Impuesto sobre Sociedades para acercarlo al tipo efectivo, aunque ha insistido en la necesidad de paliar el impacto contable que esta reducción puede tener para determinadas empresas.
Además, ha asegurado que es "necesario" acompañar esta reducción de la desaparición de las medidas de carácter temporal adoptadas para estos últimos ejercicios para incrementar la actividad económica y el empleo. En todo caso, ha señalado que el diseño de Sociedades debe producirse de manera que la base imponible se equipare al máximo al resultado contable, que es el mejor indicativo de la capacidad económica empresarial.
Por el contrario, ha lamentado que no se haya tomado ninguna medida para reducir la "excesiva complejidad" del sistema tributario actual y las "excesivas cargas administrativas" que comporta y evitar así la inseguridad jurídica que producen las anteriores circunstancias junto con los continuos cambios normativos.
En este sentido, ha insistido en la "urgente necesidad" de coordinar las políticas tributarias estatales, autonómicas y locales, así como en la necesidad de suprimir muchos impuestos autonómicos (la mayoría de carácter medioambiental) surgidos en los últimos años y que están provocando "una verdadera ruptura del mercado interior" y comprometiendo la competitividad y viabilidad de los sectores productivos a los que afectan.