Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CEOE y Cepyme afirman que "no pasaría nada" si la subida salarial de 2017 fuese del 1,5%

El presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, ha afirmado que "no pasaría nada" si la subida salarial de 2017 estuviese en torno al 1,5%, mientras que el presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha señalado que "lo bueno" sería que este incremento se acercase a lo que está ocurriendo en la negociación colectiva de subsectores y empresas.
En rueda de prensa tras la reunión en el Palacio de la Moncloa que han mantenido con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los líderes sindicales, el presidente de la CEOE ha señalado que aún están en plena negociación con los sindicatos para acordar una subida salarial para el año próximo y no ha concretado ninguna cifra. La propusta de los sindicatos pasa por elevar los salarios entre un 1,8% y un 3% en 2017.
Rosell ha afirmado que el crecimiento económico de 2017 será menor al de 2016 y que en los dos últimos años ha habido "importantes ganancias" de poder adquisitivo por inflaciones negativas. En cambio, ha recordado que los indicadores muestran que de cara a 2017 la inflación estará por encima del 1%.
El presidente de la CEOE ha recordado que en 2015 se pactó un incremento salarial de hasta el 1% y se quedó en el 0,74%, mientras que para este año la subida máxima era del 1,5% y se sitúa actualmente en el 1,08%. "Lo que está pasando en la negociación sectorial, subsectorial y empresarial va hacia arriba en comparación con la subida salarial de 2016", ha añadido Rosell.
Por su parte, el presidente de Cepyme, ha señalado que "toda negociación tiene un rito y unos plazos" y que en la actualidad en España hay 6.000 mesas de negociación colectiva, sectoriales y de empresas abiertas.
Además, ha afirmado que "hay que tener prudencia" y que tendrán una resolución que estará acorde a los plazos. "Hemos pasado momentos muy duros y creo que la responsabilidad de los agentes sociales ha sido clave e importantísima en la estabilidad en el país en los últimos años", ha recordado Garamendi tras resaltar que "trabajarán con sentido de Estado y lealtad institucional".
Por su parte, el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ha apuntado que es "cierto y necesario" que se siga consolidando el crecimiento económico y que, por ello, junto con UGT, se está intentando renegociaciar el acuerdo de convenios con las organizaciones empresariales.
En este contexto, ha señalado que CC.OO. y UGT manejan dos escenarios, el de acordar la subida salarial para 2017 y otro "más ambicioso y deseable", que tendría tres años de vigencia y que daría importancia a la cantidad y calidad del empleo, la igualdad entre hombres y mujeres y la seguridad o salud laboral, entre otras cuestiones.
Por otro lado, Garamendi ha señalado que comparte las declaraciones del presidente de AC Hoteles, Antonio Catalán, en las que calificó de explotación el poder despedir a un trabajador pagando 20 días por año y subcontratar después.
"Creo que no representamos a esa gente, que estamos por encima de estas cosas. Si hay fraude, que se busque y se castigue, y si hay algunos sinvergüenzas que hacen eso, hay que cortarlo por lo sano", ha dicho el presidente de Cepyme al ser preguntado por estas declaraciones. Rosell, por su parte, ha dejado claro que la CEOE está en contra de las irregularidades.