Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. hace balance de 2016, año en el que "las fuerzas del cambio perdieron la ocasión de gobernar"

CC.OO. ha hecho este martes balance de 2016, año que ha definido como aquel en el que "las fuerzas del cambio perdieron la ocasión de gobernar" España.
Tras las elecciones del 20 de diciembre de 2015, el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, animó a las fuerzas progresistas a pactar la investidura y trabajar en un programa de Gobierno que permitiese recuperar derechos sociales y laborales.
"La prevalencia de la lógica partidaria por encima de los intereses de la gente dio al traste con la unidad de las fuerzas de izquierda y progresistas y permitió a la derecha tomar la iniciativa y liderar la demanda de nuevas elecciones, que finalmente se celebraron el 26 de junio, cumpliéndose los peores pronósticos: la derecha subió, la izquierda bajó, el nacionalismo se estancó", alega el sindicato.
Posteriormente, "aunque existieron remotas posibilidades de que las fuerzas del cambio pactasen la investidura y el Gobierno, estrategias disparatadas de unos y otros, acabaron por colocar al PP en el centro del tablero para que finalmente Rajoy lograra su investidura y formase Gobierno".
Eso sí, el sindicato recuerda que el actual Gobierno de Mariano Rajoy carece de mayoría parlamentaria, lo que concede al resto de las formaciones políticas "capacidad de presión" para cambiar las políticas desarrolladas hasta ahora.
"Las fuerzas del cambio han perdido una gran ocasión para pactar un gobierno progresista y un nuevo tiempo político, pero el Gobierno conservador finalmente constituido debe saber que si se empeña en blindar sus reformas y poner límites al diálogo social, el acuerdo será inviable y las movilizaciones prácticamente inevitables porque ésta debe ser la legislatura de recuperación de derechos", advierte Toxo en este balance.
De hecho, 2016 ha finalizado con movilizaciones sindicales en toda España orientadas a reforzar sus reivindicaciones en el diálogo social y en las negociaciones con los empresarios para pactar la subida salarial de 2017.
En otro orden de cosas, CC.OO. llama la atención sobre la "insoportable" violencia contra las mujeres; el aumento de la desigualdad y la pobreza; la brecha salarial de género; el drama de los refugiados y la "insolidaridad" de las sociedades europeas hacia ellos, y la necesidad de garantizar la viabilidad y sostenibilidad del sistema de pensiones.