Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. y UGT amenazan con recurrir al TC si el Congreso sigue retrasando 'su' ley de renta mínima

Comisiones Obreras y UGT han anunciado que, en caso de que el Congreso mantenga bloqueada la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para establecer una prestación de ingresos mínimos, que lleva casi cuatro meses con prórrogas del plazo de enmiendas, presentarán un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional (TC).
Así lo han anunciado a las puertas del Congreso, a donde han acudido el secretario de Política Social de CC.OO., Carlos Bravo, y la secretaria confederal de UGT, Adela Carrió, para mantener un encuentro con diputados de Ciudadanos. Precisamente, los sindicatos acusan a esta formación y al PP de "paralizar" el avance de esta proposición de ley.
La ILP fue admitida a trámite por el Pleno del Congreso el pasado mes de febrero y desde entonces, se han producido 12 prórrogas para presentar enmiendas al articulado a petición de los grupos. "Las prácticas de obstruccionismo parlamentario que impiden el ejercicio de un derecho vulneran la Constitución y deben de ser corregidas de manera inmediata", ha dicho Bravo, que ha recordado que 710.000 personas apoyaron la iniciativa legislativa popular (ILP) que el Congreso aprobó tramitar.
UNA MINORÍA PARALIZA UNA INICIATIVA DE LA MAYORÍA
"La paradoja es que una minoría del Parlamento tiene paralizada la tramitación de una norma que cuenta con el apoyo de 181 diputados, la mayoría del Congreso", ha dicho Bravo.
En febrero, todos los grupos a excepción de PP y Ciudadanos apoyaron admitir a trámite esta iniciativa, que establece una renta de 426 euros para las personas entre 18 y 65 años que se encuentren en desempleo sin recibir prestación, tengan una renta per cápita inferior a 5.837 euros y carezcan de ingresos, tanto él como su familia, superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional.
"No es un subsidio, es una prestación para personas que, estando en edad de trabajar, no pueden hacerlo porque no les dejan", ha dicho Carrió, de UGT, lamentando que desde su admisión a trámite la iniciativa se encuentra "paralizada".
"Siempre han puesto la excusa de los Presupuestos Generales del Estado. Pues bien, esos Presupuestos ya están aprobados", ha dicho, en declaraciones de los medios, antes de desear el cierre de ese período de plazo y confiando que Ciudadanos, tal y como aseguran que les han comentado, se muestren "dispuestos a colaborar" y que permitan que la proposición "vaya para adelante".
Así, los sindicatos esperan no tener que recurrir a la vía judicial porque los partidos dejen de solicitar prórrogas. En caso de que no así, estudiarán si cuentan con "legitimidad" para presentar un recurso ante el Alto Tribunal y, si no es así, solicitarán a los partidos que apoyaron la iniciativa que sean ellos los que presenten ese recurso.