Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Buenos precios y productos de calidad, lo más valorado al comprar, frente a dependientes insistentes

Los españoles reconocen que los buenos precios y los productos de calidad es lo que más valoran al hacer la compra, mientras que los dependientes demasiado insistentes y no poder encontrar el producto que buscan son los aspectos que más molestan a los compradores, según se desprende del estudio de Tyco sobre la experiencia de compra de los españoles.
En concreto, el 50% de los encuestados destaca los buenos precios y el 34% apuesta por los productos de calidad como los aspectos más valorados por los españoles al ir de compras.
Sin embargo, lo que más molesta a los clientes es que los dependientes sean demasiado insistentes, según reconoce el 46% de los encuestados, mientras que para el 22% de los encuestados supone una importante molestia que la prenda elegida no esté disponible en su talla.
El informe destaca que junto a los precios y la calidad de los productos, los españoles también valoran especialmente que la tienda sea agradable y esté bien ordenada (32%) y que se encuentre en una zona céntrica y bien comunicada (27%).
Para el 25% de los encuestados, también es importante que los dependientes estén disponibles, sin ser insistentes y destaca que la calidad del servicio postventa y las facilidades de pago no parecen ser elementos que preocupen especialmente a los españoles. Así, solo al 5% le preocupa que el comercio ofrezca facilidades de pago, mientras el 6% valora que el servicio de atención al cliente sea sencillo y eficiente.
En el apartado de lo que más molesta cuando se va de compras, además de la insistencia de los dependientes (46%), destacan los precios demasiado caros (42%), el desorden en la tienda (34%) o la música demasiado alta (27%).
Por otro lado, el 57% de los clientes reconoce que preferiría que los productos no llevaran alarma, pero comprenden que son imprescindibles, siendo lo que más molesta a los usuarios que los productos no estén accesibles, por ejemplo en vitrinas o cajas protectoras (57%).