Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas eleva el precio de retirada de frutas y hortalizas en situaciones de crisis

La Comisión Europea ha adoptado una simplificación y actualización de las normas para las organizaciones de productores de frutas y hortalizas, que elevan las ayudas financieras para la retirada de producto del mercado en situaciones de crisis y reducen las cargas administrativas, según ha informado el Ejecutivo comunitario en un comunicado.
Además, Bruselas ha señalado que la actualización del reglamento del sector europeo de frutas y verduras "reforzará" el papel de las organizaciones de productores. Estas nuevas normas, no obstante, deben ser aprobadas por la Eurocámara y los Estados miembros en los próximos dos meses antes de entrar en vigor.
El comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, ha señalado que este sector es "de vital importancia" par Europa y ha enfatizado que Bruselas "ha estado y seguirá estando" a su lado.
"Es esencial también que los millones de agricultores que producen algunos de los alimentos de mayor calidad del mundo reciban una remuneración adecuada por su labor y que los consumidores sigan teniendo acceso a dichos productos", ha destacado.
En concreto, la nueva normativa supone un aumento en el precio de la ayuda disponible para la retirada del mercado de frutas y verduras por sucesos imprevistos del 30% al 40% de la media del mercado de los últimos cinco años para distribución gratuita. El incremento será del 20% al 30% en el caso de la retirada destinada a la elaboración de piensos, compost o destilación,
Por otro lado, con el objetivo de aumentar el interés para formar parte de organizaciones de productores, la Comisión Europea propone dotar de mayor claridad las actuaciones que pueden optar a una ayuda con fondos europeos y fija en el 25% el porcentaje máximo de la producción que puede ser comercializado fuera de la organización.
Finalmente, las nuevas reglas simplifican y aclaran la legislación relativa a las organizaciones de productores multinacionales y a sus asociaciones, por ejemplo, vinculando los controles y los pagos al territorio en el que una organización multinacional concreta ejecuta una acción.