Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas insta "sin presión" a Macron a cumplir el objetivo de déficit de Francia de 2017

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha instado al nuevo presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha cumplir el compromiso de reducir el déficit público por debajo del 3% este año, aunque el francés ha subrayado que su mensaje a las autoridades galas es "positivo" y "sin presión".
La Comisión Europea ha empeorado hasta el 3% la cifra de déficit público de Francia para este año, dos décimas por encima del objetivo que el país galo ha pactado con la Unión Europea, del 2,8%, que le permitiría salir del procedimiento por déficit excesivo. Según los cálculos de Bruselas, el desvío sería además del 3,2% en 2018.
"Nuestro mensaje a las autoridades francesas es positivo. Estamos en mayo y todo es posible, rectificar las cuentas y la salida del procedimiento de déficit excesivo en 2017", ha asegurado el socialdemócrata francés en la rueda de prensa en la que ha presentado las previsiones de primavera del Ejecutivo comunitario. "El mensaje no es de presión ni de sanción. Es un mensaje de confianza y de bienvenida", ha añadido.
Moscovici ha afirmado también que Macron "conoce bien las reglas europeas" y los compromisos asumidos por Francia, al mismo tiempo que ha mostrado su confianza en que la Comisión y el nuevo gobierno francés trabajen "juntos" para cumplir con los objetivos fiscales.
Además, el comisario ha aprovechado para reiterar su satisfacción por la victoria de Macron frente a Marine Le Pen en las elecciones francesas, una "buena noticia" porque el país "ha evitado la amenaza del populismo xenófobo, antieuropeo y violento".
En este sentido, ha asegurado que la victoria de Macron es una "buen señal" para Francia y para Europa, porque el país está "en el corazón de Europa" y porque "el nuevo presidente de la República es un proeuropeo comprometido" que está dispuesto a avanzar en la gobernanza y en la política económica comunitaria.
EMPEORA EL CRECIMIENTO DE GRECIA
Por otro lado, el Ejecutivo comunitario ha empeorado su previsión de crecimiento para Grecia, desde el 2,7% que estimó en febrero para 2017 hasta el 2,1% que recogen las previsiones que ha presentado este jueves, principalmente debido al retraso en las negociaciones para concluir un acuerdo sobre la segunda revisión del rescate.
Por esta razón, Moscovici ha enfatizado la necesidad de que Grecia y sus acreedores cierren esta revisión en la próxima reunión de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo), que tendrá lugar el 22 de mayo.
"Realmente espero que podamos tener un acuerdo en el Eurogrupo del 22 de mayo, hemos dedicado mucha energía en ello", ha afirmado, para después celebrar el acuerdo a nivel técnico que se consiguió hace dos semanas y afirmar que "el clima de las negociaciones ha cambiado".
"Depende de nosotros concluir las discusiones y espero que el acuerdo que seamos capaces de alcanzar sea lo más amplio posible y sea posible abordar también la cuestión de la deuda, que es una condición importante para un socio de confianza que necesitamos a bordo, que es el FMI", ha añadido.
El comisario de Asuntos Económicos ha recordado también que Grecia registró un superávit primario del 4,2% del PIB en 2016, nueve veces más que el objetivo estipulado en el programa, y ha insistido en que Bruselas cree que el país heleno podrá registrar unos superávits primarios del 1,75% este año y del 3,5% en 2018.