Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas concluye que la portuguesa EDP no ha recibido ayudas ilegales por concesiones hidráulicas

La Comisión Europea ha concluido que el precio pagado por Energías de Portugal (EDP) en 2007 por la prolongación de su derecho a utilizar recursos hidráulicos públicos para producir electricidad está "en línea" con el precio de mercado y no supone ayudas de Estado, según ha informado este lunes en un comunicado.
El Ejecutivo comunitario inició una investigación en profundidad en 2013 para evaluar si la medida confirió a la energética una ventaja económica indebida en relación a sus rivales y si supuso un obstáculo a la entrada de otros actores en el mercado eléctrico portugués.
En concreto, la medida nunca fue notificada a Bruselas y suponía mantener el control de 27 centrales hidroeléctricas, que representan el 27% de la capacidad de producción de Portugal. EDP pagó por la prórroga un total de 704 millones de euros.
Bruselas ha concluido que este pago de EDP está en línea con las condiciones de mercado, así como que la metodología financiera utilizada para evaluar el precio de las prórrogas de las concesiones "fue adecuado y condujo a un precio justo de mercado".
Por ello, la Comisión Europea ha determinado que la compensación pagada por la compañía no supone ayudas ilegales de Estado.