Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas mantiene que el fichaje de Barroso por Goldman Sachs "cumple las normas"

La Comisión Europea ha respondido este martes que el fichaje de su expresidente José Manuel Durao Barroso por Goldman Sachs "cumple las normas" del código ético de la institución comunitaria, después de que la Defensora del Pueblo de la UE haya pedido explicaciones al Ejecutivo comunitario por avalar el nombramiento.
"El nombramiento se produjo después de los 18 meses (que siguieron a su salida de la Comisión), por tanto se han respetado las reglas, que son extremadamente estrictas", ha afirmado el portavoz comunitario Alexaner Winterstein.
Bruselas sostiene que las normas en materia de conflicto de intereses que aplica son "las más estrictas que hay en el mundo" y que no hay "nadie" más interesada que la propia institución en tomar las medidas para que ningún conflicto pueda dañarla.
La Defensora del Pueblo de la UE, Emily O'Reilly, ha pedido explicaciones a Juncker en una carta difundida este martes, en la que cuestiona que el código ético que aplica Bruselas sea el adecuado si ha permitido avalar el paso dado por Barroso.
Las reglas comunitarias establecen que un antiguo alto cargo debe notificar un nuevo empleo si éste cambio se produce en los 18 meses siguientes a su salida de Bruselas.
Sin embargo, Reilly ha subrayado en su consulta que ese periodo es "arbitrario" y que, en cualquier caso, nada impide a la institución consultar al comité por iniciativa propia cumplido ese plazo.
"El hecho de que la Comisión estime que el nombramiento está en conformidad con el código de conducta plantea interrogantes sobre la pertinencia del propio código", ha advertido Reilly.
Winterstein, por su parte, ha asegurado que la Comisión no hace "nada que no esté validado por un jurista" y ha pedido "diferenciar" entre lo que es el cumplimiento de las reglas y "los aspectos éticos de una elección personal".
También ha recordado varias entrevistas de Juncker este verano en las que, preguntado por la elección de Durao Barroso, opinó que "hay que elegir bien a su empleador" y que él mismo veía problemas trabajar para Goldman Sachs.