Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas constata que el sector lácteo ha incrementado la negociación colectiva y los contratos escritos

Un informe pide estudiar una ampliación del 'paquete lácteo' más allá de 2020
La Comisión Europea ha presentado este jueves su segundo informe sobre la aplicación del llamado 'paquete lácteo', tres años después del inicio de su aplicación, y ha constatado que el sector ha incrementado el uso de herramientas incluidas en el mismo, como la negociación colectiva a través de organizadores de productores o los contratos escritos.
El 'paquete lácteo' fue adoptado en 2012 con el objetivo de fortalecer la posición de los productores lácteos en la cadena de suministro y para preparar al sector para una orientación más centrada en las leyes de mercado tras el fin de las cuotas. En él se daba a los socios comunitarios la opción de hacer obligatorios los contratos escritos y permitía a los ganaderos negociar los términos contractuales de forma colectiva, aunque con limites.
La publicación de este segundo informe estaba prevista en un inicio para 2018, pero fue adelantada por el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, como parte de las medidas que el Ejecutivo comunitario ha aprobado a lo largo del último año en respuesta a la crisis del sector.
"El estudio muestra que hay medidas que pueden ser adoptadas a nivel de la Unión Europea para asegurar una mejor posición de los ganaderos en la cadena alimentaria. Tras el informe del Grupo de Trabajo para los mercados agrícolas de la semana pasada, veo en esta evaluación más pruebas para la acción política", ha señalado el comisario irlandés.
El estudio subraya el potencial de dos instrumentos "clave" del 'paquete lácteo': las organizaciones de productores y la negociación colectiva. En este sentido, Bruselas destaca que estas dos herramientas "no están totalmente explotadas" en todos los Estados miembros, al mismo tiempo que apunta varios modos de hacerlas más efectivas tanto a nivel nacional como comunitario.
Además, insta a los países de la UE a que impulsen la creación de organizaciones de productores cuyas funciones vayan más allá de la negociación colectiva, de forma que se fortalezca su posición en la negociación colectiva.
El informe concluye, por otra parte, que debería estudiarse una ampliación del 'paquete lácteo' a partir de mediados de 2020, la fecha estipulada para su finalización, con el objetivo de potenciar completamente todas sus posibilidades.
Por otro lado, el Ejecutivo comunitario ha anunciado también este jueves un concurso público para dar salida a un total de 22.150 toneladas de leche desnatada en polvo bajo intervención pública. Este concurso, apunta Bruselas, refleja las señales "alentadoras" de recuperación del sector lácteo europeo, con un incremento medio del precio pagado a productores del 10% en los últimos tres meses.
La Comisión Europea ha explicado que la cantidad de leche desnatada en polvo sometida a este concurso público corresponde únicamente al 6% del total (355.000 toneladas), puesto que la intención es evaluar la reacción del mercado. Los operadores europeas deben presentar sus ofertas a las autoridades nacionales hasta el 13 de diciembre.